En Luz y Fuerza, la izquierda está enojada

El informante gremial llamó al periodista para contarle de la actualidad del sindicato.

Periodista: Amigo, tiempo sin saber de usted. ¿Me llama para contarme novedades?

Informante Gremial: Compañero, ¿cómo está?

P.: Contento de escucharlo. Hace mucho no me cuenta nada. Estaba esperando su llamado.



I.G.: Mire, lo llamo porque habíamos quedado en hablar, pero no tengo demasiadas novedades para comentarle.

P.: Vamos, haga memoria. Seguro algo tiene.

I.G.: Bueno, usted siempre me estira la lengua… ¿Ha notado la paz que existe en el frente gremial de El Panal con Luz y Fuerza?… Bueno, tanta paz como parece haber desde afuera no hay.

P.: Lo escucho.

I.G.: Y bueno… lo que pasa es que la conducción está así, sin demasiada actividad. Pero la izquierda está… no se imagina. Muy enojada. Quiere plan de lucha ya, y uno serio.

P.: Pero no la dejan…

I.G.: Parece que no.

P.: ¿Por?

I.G.: Mire, no se… por un lado no hay que olvidar el frente judicial pero, tampoco tienen mucho derecho a pataleo.

P.: Es cierto. Si no hubieran dividido el voto en las elecciones del año pasado, no tendrían que andar pidiendo permiso.