Riutort hace pie en el PJ Capital y aglutina sectores

La concejala está abocada al armado albertista de Caserio en la ciudad de Córdoba, pero dentro del peronismo. Pedido de audiencia a Alejandra Vigo.

Por Bettina Marengo
[email protected]

La concejala Olga Riutort se prepara para hacer pie en el PJ de la Capital luego de nueve años de Fuerza de la Gente, la herramienta político-electoral que creó en 2011 para competir por la intendencia de la ciudad de Córdoba por fuera de Hacemos por Córdoba y con la que participa electoralmente desde entonces, con suerte diversa.

En tiempos de movimientos y reordenamiento en el seno del peronismo provincial, con el PJ a punto de tener la primera línea interna (y posible ruptura) luego de la unificación que logró José Manuel de la Sota para llegar al poder en 1998, la dirigente que fue esposa del fallecido exgobernador está participando desde la Capital del armado provincial del senador Carlos Caserio. Riutort no tiene pasado kirchnerista y fue crítica del gobierno de Cristina Kirchner, pero está alineada al gobierno de Alberto Fernández, en cuya campaña electoral participó.

Como Alfil informó en su edición del martes pasado, la faena del armado “caserista” en Capital recae también en el veterano dirigente Dante “Cacho” Heredia, que tiene un pasado común con la edil: ambos fueron jefes políticos del PJ Capital en tiempos del delasotismo. Heredia tiene actualmente, además, un cargo nacional: es el segundo jefe del Pami Córdoba, donde secunda a Rubén Ovelar.



De momento, aseguran cerca de Riutort, hay conversaciones con todos los sectores que están afuera o no participan del oficialismo que conduce la diputada Alejandra Vigo y que gestiona desde la Municipalidad el intendente Martín Llaryora. “Aglutinar a todos los que quieran estar, sin distinciones”, explican y adelantan que el trabajo es fuertemente territorial.  Lo que sí, aseguran que toda acumulación será dentro del marco del PJ. Es decir, se trata de una vuelta de Riutort a su partido de origen.

La idea es preparar un espacio para un futuro reacomodamiento partidario en el marco de los nuevos aires albertistas que surcan el peronismo cordobés. El mandato de las actuales autoridades del PJ provincial, cuyo jefe natural es el gobernador Juan Schiaretti, vence el próximo 30 de abril. Si bien una posibilidad es que el schiarettismo prorrogue los mandatos, se supone que más temprano que tarde se abrirá el juego partidario. “Y para eso hay que estar preparados”, afirmó la fuente.

La dirigente supo manejar con mano fuerte el peronismo de la principal ciudad de Córdoba, pero luego del divorcio matrimonial y político de De la Sota, su poder territorial se fue desgranando. Ahora, con el telón de fondo del apoyo a Alberto Fernández,  el sector liderado por Caserio busca crecer y dar pelea política schiarettismo; hasta ahora había jugadores en el interior y ahora comienzan a emerger en Capital.

En ese marco y para acordar reglas claras, Riutort buscará reunirse con Vigo, con quien tiene una relación distante y casi sin diálogo, al igual que con Schiaretti. De hecho, la candidatura a viceintendenta de la exsecretaria general de la Gobernación, como compañera de fórmula del actual intendente Llaryora, estuvo a punto de concretarse pero fue objetado por la diputada nacional y esposa del gobernador.  Según pudo saber este diario, hay un pedido de audiencia pendiente.

Por lo demás, la concejal deja en claro a sus más cercanos que apoya la gestión municipal de Llaroyra “en todo lo que esté de acuerdo”. De hecho, las dos hijas de la dirigente –Victoria y Gabriela Flores- integran la planta política del gobierno de la ciudad. Como dato, acompañó en el Concejo la municipalización del servicio de agua corriente que brinda Aguas Cordobesas, pero marcó diferencias en relación al aumento de los impuestos.