Fassi (h), las redes y las “sugerencias” oficiales

En el mundo Talleres muchos miran con estupor y algo de sorpresa el comportamiento y la comunicación en redes sociales del nuevo gerente deportivo, Juan Pablo Fassi, nada menos que hijo del presidente Andrés Fassi. Suele tener discusiones con hinchas, algunas veces de manera agresiva, a la vez que se muestra utilizando los inmuebles del club con asuntos personales. Claro, los detractores encuentran en el espacio virtual un potente caldo de cultivo.
Quizás nunca vio venir tamaña embestida. La respuesta desafortunada que tuvo contra un socio en medio del partido ante Arsenal en defensa del colombiano Valoyes desató a una catarata de cuestionamientos por su accionar, como sin entender la investidura que ahora representa. Por más que haya borrado después ese tweet, no alcanzó a tapar las críticas.
Lo complicado o peligroso es que varias hinchas, programas partidarios y socios cercanos al oficialismo han recibido en estos últimos días donde cuestionar a Fassi y Talleres parecía deporte (con argumentos y otros no tanto), algunos usuarios “denunciaron” la recepción de mensajes privados por parte del club con la invitación sutil de no hacer públicas las críticas y discutirlas en otro ámbito. Raro.
Y claro, las proclamas de “antidemocráticas” o “intento de censuras” no tardaron en aparecer en el “timeline” y fueron “trending topic” en twitter. Desde la institución mantienen silencio prudencial, no hacen referencia al tema aunque trascendió que al nuevo gerente deportivo le recomendaron que evite pasional y visceralmente contestar en redes sociales. Todo esto en evitar que sea acusado de “portador de apellido” por la designación de su cargo. No obstante del entorno defienden su capacidad. “La llegada de José Mauri es toda suya, en un momento de gestión complicada, como también lo de Parede. Y además jugó en Uruguay. ¿Quién te pensás que apuntó a Lucas Olaza?”, exclamó en off una voz de la conducción actual.