Río Cuarto: Fórceps peronista para meter a todos en la lista

Llamosas juega con el peronismo unido y cada sector pelea por una banca en el Concejo Deliberante. Lo mismo, los socios no peronistas de la amplia alianza Hacemos por Córdoba. La impronta Schiaretti y el acuerdo con el Frente de Todos. Se viene la primera reunión de campaña con el peronismo completo.

Por Bettina Marengo

El lunes 10 vence el plazo para presentar las listas de candidatos para las elecciones municipales de Río Cuarto que se realizarán el 29 de marzo próximo, y los pasillos políticos de la capital provincial alterna arden. Sobre todo, los de la alianza oficialista Hacemos por Córdoba que, salvo la aparición de un cisne negro (siempre posible en política), se encamina a lograr la reelección del intendente Juan Manuel Llamosas.
El candidato oficialista llega con el caballo del comisario y el peronismo unido. Tiene el respaldo del gobernador Juan Schiaretti y del presidente Alberto Fernández, en lo que es un ensayo de acuerdo electoral entre el gobierno de Córdoba y el albertismo-cristinismo que, si las cosas salen bien, prefigura un escenario para las elecciones del 2021.
De todos modos, la candidatura de Llamosas lleva la impronta de Schiaretti. El sello es Hacemos por Córdoba (no prosperó una denominación que hablara de un nuevo tiempo con el peronismo K adentro), incluye a todos los socios que el Centro Cívico sumó el año pasado y a algunos más. En ese sentido, el primer candidato de la lista de concejales, que es quien conduce el Concejo (no hay viceintendente en Rio Cuarto) sería un schiarettista. Se habla del actual titular del cuerpo, Darío Fuentes.
La expectativa del triunfo electoral obviamente disparó las negociaciones por los lugares en la lista de concejales. La Carta Orgánica de Rio Cuarto establece que el ganador de los comicios que se queda con más de la mitad de las 19 bancas del Concejo Deliberante, es decir, con 10. De allí para arriba, si el triunfo es por un porcentaje superior al 50% de los votos. A esos lugares se suman los dos tribunos de cuentas que corresponden a la mayoría.
Dada la extensión de la alianza, hay muchos socios a quien ubicar. Todos y todas buscan entrar en las listas, como suele suceder, y en esa discusión estarán los responsables de los distintos espacios hasta la medianoche del próximo lunes. Se busca incluir a scharettistas, llamosistas, delasotistas, dirigentes de Adriana Nazario, representantes del Frente de Todos, socialistas y representantes de la CGT. Estos dos últimos aspiran a mantener el escaño que cada uno tiene en el cuerpo legislativo. A los sectores peronistas mencionados se sumaron también reclamos de dirigentes no juecistas que responden al exdiputado Gumersindo Alonso.
Ayer Llamosas sumó una novedad del sector empresarial.
Presentó como parte del equipo de campaña a Germán Di Bella, ceo de BIO4, empresa que produce etanol y biogás. Sin ser militante de Cambiemos, Di Bella es considerado un “empresario macrista” y su incorporación constituye toda una señal para el 70% del electorado riocuartense que no votó a Alberto Fernández en octubre. El intendente lo designó jefe de los equipos técnicos, pero este fin de semana podría definirse su inclusión en la lista de concejales de HPC.

Según información extraoficial difundida por albertistas, Schiaretti y el gobierno nacional, vía el ministro del Interior, Wado de Pedro, acordaron que al menos uno de los concejales de la lista de Llamosas serían para un dirigente del peronismo K y/o del albertismo y/o del cristinismo. La dirigente designada por De Pedro de cerrar esa negociación es la diputada nacional Gabriela Estévez, que el miércoles estuvo en Río Cuarto y se reunió durante una hora con el intendente en el Palacio Mójica. Estévez, jefa de La Cámpora en Córdoba, ya ubicó al camporista Fernando Bossio en la delegación Anses de esa ciudad. En principio, sería una mujer la representante del Frente de Todos en la nómina de concejales de Llamosas. Se baraja a Rita Cano. Si el albertismo llega a colar dos lugares, también suena el nombre de Sergio Rivarola, ex Anses Río Cuarto, del espacio del exintendente Alberto Cantero. En cuanto al periodista Hernán Vaca Narvaja, cuyo nombre también circulaba como posible candidato, habría virado la proa hacia la dirección de la Agencia de Noticias Télam en Córdoba.

Foto, campaña y algo más
Mientras en Rio Cuarto el objetivo es cerrar listas con todos los que suman votos adentro, en la ciudad de Córdoba y en los corrillos porteños se especula con que, si Llamosas finalmente gana, se produzca la foto Alberto-Schiaretti en los festejos sureños, la noche del 29 de marzo. Más allá de todas las lecturas políticas nacionales, para el intendente sería un espaldarazo contundente de cara a su futuro político en el seno del PJ, que le está quintando los pañales a la generación del recambio. Los vanguardistas hablan de “las cuatro L” y se entusiasman con una fórmula schiarettista “Llaryora-Llamosas”. En tal sentido, si es reelecto y luego de un tiempo prudencial, el riocuartense podría empezar a caminar la provincia.
Por ahora es tiempo de campaña. La semana próxima se realizaría la primera reunión en mucho tiempo del PJ de Rio Cuarto unido, con el peronismo K adentro, para empezar a organizar la estrategia de la campaña electoral. El presidente local del partido, Hugo Abraham, convocó a todos los sectores.