Iriondo, principal beneficiaria de AF en UNC

La decana de la Facultad de Matemática, Astronomía, Física y Computación (Famaf) asumió como presidenta del directorio de Fadea, faltando aún más de seis meses para concluir sus responsabilidades universitarias.

La férrea militancia de Mirta Iriondo como referente del kirchnerismo cordobés tuvo sus frutos para la decana. Desde hace dos semanas reviste como presidenta del directorio de la Fábrica Argentina de Aviones “Brig. San Martín” (FAdeA), cuando queda todavía un buen número de cargos nacionales en Córdoba a designar.
La titular de la Facultad de Matemática, Astronomía, Física y Computación (Famaf) fue candidata a diputada nacional por el Frente de Todos en el último ciclo electoral, sin posibilidades de entrar a la Cámara al ubicarse en el cuarto puesto de la lista.
A pesar de ello, la campaña electoral le dio a la doctora en Matemática la posibilidad de reafirmar su lealtad para con el proyecto que a nivel nacional co-lideran Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. Con Fernández ya en el sillón de Rivadavia, Iriondo es una de las primeras beneficiarias cordobesas del extenso organigrama nacional.
Ésta no es la primera vez que Iriondo participa del Ministerio de Defensa, cartera en la que ya ocupó los cargos de directora de Planificación Industrial y Servicios para la defensa, a partir de 2007, y de subsecretaria de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico (entre 2010 y 2012).
Durante los próximos seis meses, Iriondo deberá repartirse entre la sede de Fadea y el decanato de Famaf, puesto que su cargo de Decana vence el próximo 31 de julio. Entretanto, la Facultad transitará su segunda elección directa de decano y vicedecano, en la que la actual decana no puede participar por haber ocupado su cargo en dos ocasiones consecutivas.
A diferencia de la mayoría de sus colegas, quienes en general buscan mantener la sartén por el mango en la definición de sus sucesores, Iriondo parece haber dado por concluido su interés por la UNC, el cual dista de ser académico, como supo dejar en claro.
Por ello, a la hora de buscar pistas sobre posibles candidaturas, las miradas universitarias se posan en antiguos caciques de esta unidad académica, como sus ex decanos Francisco “Pancho” Tamarit y Daniel Barraco, quienes podrían tener un rol influyente en sendos sectores de la Facultad.
De esta manera, Iriondo es hasta el momento la militante de la UNC más beneficiada por el presidente Fernández desde su llegada a la Casa Rosada. Sin embago, trascendidos indican que el ex rector Tamarit estaría evaluando una propuesta para hacerse cargo de Fabricaciones Militares en Villa María.
Iriondo estará acompañada en su gestión fabril por Franco Giuggioloni en la vicepresidencia, Horacio Viqueira como miembro del directorio y el Brig. Cesar Cunietti, quien ya pertenecía al directorio.
En su asunción, la universitaria expresó que “es un orgullo haber sido convocada por el ministro de Defensa para conducir esta empresa que es estratégica para el desarrollo de nuestro país, estamos convencidos que FAdeA debe ser un motor industrial, científico y académico, por eso vamos a impulsar su crecimiento aprovechando al máximo su capacidad y el de su gran capital humano”.

Otros decanatos
Además de Famaf, otras siete unidades académicas de la UNC renuevan sus autoridades unipersonales este año, en comicios que se celebrarían el próximo 21 de mayo de acuerdo a la reglamentación vigente.
Cinco de los decanos que concluyen sus mandatos el próximo 31 de julio forman parte de la coalición gobernante. De ellos, sólo dos pueden postularse para la reelección. Se trata de Pablo Recabarren, en Ciencias Exactas, y Mariela Marchisio, en Arquitectura. El kirchnerismo busca candidatos en ambas Facultades para competirles, pero ambos funcionarios arrancan la carrera con una fuerte ventaja en conocimiento e imagen positiva.
En tanto, son tres los decanos oficialistas que no pueden repetir: Marcelo Conrero en Ciencias Agropecuarias, Mirta Lutri en Odontología y Elena Pérez en Lenguas. Los oficialismos de estas tres Facultades transitan aún discusiones para definir sus candidatos.
En el campo opositor, mientras Iriondo se enfoca en Fadea y cede protagonismo a otros actores, su colega y vecino de Ciencias Químicas, Gustavo Chiabrando, asume la actitud opuesta. También inhabilitado para competir, el decano trabaja para que Marcelo Mariscal, su vicedecano, sea quien encabece la fórmula en mayo.
Un caso muy particular es el de Filosofía y Humanidades. Flavia Dezzutto tuvo que hacerse cargo del despacho decanal tras el inesperado deceso de Juan Pablo Abratte. A pesar de la formalidad del cargo, la filósofa no logró hacerse con el liderazgo del complejo y atomizado oficialismo de su Facultad.
Todo indica que, a pesar de estar habilitada para participar en los comicios, su nombre no estaría en la boleta. Incluso, dirigentes de ese espacio describen como “muy complejo” consensuar una única candidatura del grupo, en el que los dos sectores más representativos son los que se referencian en Diego Tatián y Carolina Scotto.