Piumato: “Argentina está virtualmente imposibilitada de impartir Justicia”

Las fallas del sistema Lex 100 son usuales, pero esta vez el escenario es realmente grave. Hace más de una semana que los tribunales federales y nacionales están paralizados y la solución a la vista es provisoria.

piumatoEl 22 de enero colapsó nuevamente el sistema informático que la Justicia Nacional y Federal usa hace más de 10 años.

Las fallas del Lex 100 son usuales, pero esta vez el escenario es realmente preocupante.

El titular de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN), Julio Piumato, denunció que “el Poder Judicial está paralizado en todo tipo de trámites” y aseguró que “la República Argentina se encuentra virtualmente imposibilitada de impartir Justicia normalmente”.

Lo hizo en la nota que le cursó al Consejo de la Magistratura clamando por una solución definitiva, en la cual también sostuvo que el inconveniente es un problema más que se suma a “un Poder Judicial vilipendiado por quienes pretenden colonizarlo”.



También sugirió que el problema se debe a la inacción del consejo y recordó que en octubre del año pasado se dispuso la Emergencia Judicial del Sistema de Gestión.

El gremialista describió el estado se situación y precisó que no entran expedientes nuevos, que no se hacen sorteos de causas y que no salen medidas urgentes que involucran a menores ni se dictan excarcelaciones.

“Es como si la Justicia hubiera puesto un candado y cerrado hasta nuevo aviso”, explicó.

Hace años que el grupo liderado por Piumato apunta a las consecuencias de las falencia del Lex 100 en fueros sensibles, como el de la Seguridad Social, siempre complicado por el volumen de causas.

Crisis

La última crisis grave del Lex 100 se dio en mayo de 2018, cuando se produjo un apagón informático a raíz de un desperfecto en el data center que depende del Consejo de la Magistratura.

La UEJN vaticinó el inconveniente. Poco antes le había reclamado al organismo que invirtiera en servidores de base de datos, de aplicación y almacenamiento. También le pidió a la Corte Suprema la optimización del software.

Cuando finalmente el sistema se cayó, el Consejo y el Alto Tribunal -enfrentados crónicamente por temas presupuestarios- se cruzaron.

En diciembre del 2017, la Auditoría General de la Nación (AGN) relevó el funcionamiento del Lex 100 y emitió un dictamen negativo. Concluyó que el sistema de gestión no es eficiente y destacó que los equipos tienen más de una década y no hay equipamiento secundario para superar emergencias.