Talleres banca a la Superliga, ¿Habrá consecuencias?

El presidente albiazul Andrés Fassi se pronunció en contra de la intención de AFA de postergar el inicio de la segunda rueda, con la débil excusa de los jugadores cedidos al Preolímpico. Tapia y Toviggino toman fuerza.

Por Federico Jelic

La interna declarada y sin cuartel entre la Asociación del Fútbol Argentino contra la Superliga promete tener un rosario de episodios, y dentro del campo de batalla, Talleres parece haber tomado decisión firme. Salieron a la luz algunas miserias, pujas de poder, desestabilizaciones y otros vericuetos donde la imagen más perjudicada es para el Fútbol Argentino, sin dudas. No obstante, en estos caprichos predecibles con tinte político, si algo acompaña al club de barrio Jardín es la coherencia a la hora de la lucha, porque firmemente tomó posición a favor de la Superliga (otra vez) y de su presidente, Mariano Elizondo.

El mandamás de AFA Claudio Tapia no parece ceder en esta compulsa y acompañado por la mayoría de los clubes pretenden postergar el inicio de la segunda rueda con el único (y débil) argumento de no poder contar con algunos futbolistas cedidos al preolímpico de Colombia que otorga pasajes para los Juegos de Tokio 2020. Ridículo subterfugio: los equipos sabían desde noviembre las fechas, fueron aprobadas por la mesa ejecutiva y no hubo controversias de ninguna naturaleza en ese momento. Pero ahora, sin el amparo ni el paraguas de quien fuera máxima autoridad de Argentina Mauricio Macri, el timón parece haber cambiado de comando en la Superliga. Y en eso, Talleres sigue siendo taxativo, fiel a su escuela en este contexto.

Fassi no se calla nada



A Talleres le hubiese convenido que el inicio se retrasara porque tenemos tres futbolistas en la Selección Sub 23 (Nahuel Bustos, Joaquín Blázquez y Facundo Medina), pero es injusto y no tiene sentido violar un acuerdo que fue decidido por decisión unánime solo porque algunas instituciones quieren sacar ventaja», señaló con enojo el presidente de Talleres, Andrés Fassi, la voz cantante de los que resisten de la Superliga a los embates de AFA. «No puede ser que hoy yo tenga que volver a votar, seamos más serios y menos egoístas, tenemos que ayudar a la selección y dejar de lado el pensamiento de tratar de beneficiarse siempre», reclamó con madurez. Lo dijo a su vez en referencia clara con el pedido de quita de puntas que no prosperó a aquellos clubes que incumplieron el Fair Play financiero, donde el albiazul no se vio beneficiado ante el indulto de sanción a los clubes que incumplieron.

«Tenemos que ponernos los pantalones de una vez y ser firmes con lo que acordamos y firmamos. Esto se sabía de antemano, de esta forma el fútbol argentino y los dirigentes nunca vamos a lograr seriedad y confianza. Mantenemos la postura de tener un fútbol serio y responsable. El calendario de competencia fue votado por unanimidad por los 24 equipos de Primera División. Yo no puedo votar lo que le conviene a mi club, hay que tener seriedad de hacer cumplir los reglamentos; yo voto lo que corresponde para el fútbol argentino», se siguió explayando el hombre fuerte de Pachuca.  Y dentro de su alocución, recordó los instantes previos a la actual designación del fixture: «Se votó sabiendo que estaba el Preolímpico, sabiendo que clubes nos íbamos a quedar sin jugadores y sabiendo absolutamente todo. No fue de un día para el otro sino que se trabajó en Superliga durante cuatro o cinco meses en reuniones de Comité, se escuchó a todos y después fue aprobado por unanimidad».

«Fue consensuado por todos los clubes de Superliga y todos fueron responsables”- agregó el “Zorro”- “Debemos darle fortaleza a los calendarios y no borremos con el codo lo que firmamos con la mano. Hay que acabar con la conveniencia personal y los pedidos. Tenemos que hacer crecer al fútbol argentino. Cuidemos las estructuras de lo que nosotros decidimos y que no borremos con el codo lo que escribimos con la mano», fue su enfática defensa a lo firmado por Superliga.

Tapia y Toviggino

¿Esta posición le puede traer problemas a Talleres? Difícil comprender hoy si esta postura le puede traer consecuencias pero seguro genera descontentos en la vereda contraria. Por lo pronto, el albiazul se reagrupa con River Plate, Defensa y Justicia, Atlético Tucumán, Vélez Sársfield entre otros, con la misma ideología. Pero a decir verdad, pierden en número con aquellos que se escudan bajo el paraguas de Tapia y en favor de la postergación del inicio de la segunda etapa del certamen.

El tema medular es ese, cruzada a la que se sumó con dureza discursiva Marcelo Tinelli, presidente de San Lorenzo y miembro del Consejo contra el hambre, encolumnado ya en la trinchera nacional del presidente actual Alberto Fernández. Dentro de esa atmósfera ahora Tapia propone por lo bajo darle espacio y protagonismo a Pablo Toviggino en pos de que pueda competir directamente con Elizondo en la Superliga (¿O en el regreso de “Fútbol para todos”?). Toviggino fue miembro de la Comisión Normalizadora de AFA con el ex titular de Belgrano Armando Pérez a la cabeza, es el hombre fuerte del Concejo Federa y del interior del país y no se descarta que siga escalando en las estructuras del fútbol argentino. Ahí radica la cuestión, que excede ampliamente al debate sobre el calendario y el preolímpico y la Selección Argentina.

¿Cómo sigue la novela? En la semana se llevará a cabo una nueva reunión, con un solo punto en la orden del día: tratar entre tabla la postergación del fixture de la Superliga. Con tantos intereses políticos de por medio, Talleres juega su partido, siendo consciente que en caso de perder puede tener consecuencias impredecibles.