Marcelo Iripino: “Con Somos Bien Argentino la gente se sorprende cada día”

El artista analiza la temporada y define a su espectáculo que vuelve a Carlos Paz tras obtener el Carlos de Oro en 2018.

Por Ariel Bogdanov

“Las segundas partes nunca son buenas”, reza un refrán popular. Sin embargo poco de eso le importó a los creadores de Somos Bien Argentino, la propuesta dirigida por Ángel Carabajal que regresa a Carlos Paz tras haber ganado el Carlos de Oro en 2018 con Bien Argentio. Marcelo Iripino, es una de las piezas claves del espectáculo y uno de los más aplaudidos tras cada presentación en el Complejo Malambo, ubicado frente a la Costanera de la villa serrana. En diálogo con Alfil, Iripino describió el espectáculo y analizó la temporada. “Si te digo que es sólo un espectáculo de folklore me encierro en un lugar que no es así. Angel Carabajal abarcó una serie de temas de nuestra música y le dio un brillo que tal vez antes no tenía”, comentó. “La gente se sorprende con lo que ve. El público esperaba ver bombos y boleadoras y se encuentra con un grupo de artistas impresionantes sobre el escenario como Adabel Guerrero, Celeste Muriega, Fernando Bertona, Facundo Toro o Lisandro Marques. Además hay más bailarines que en la versión anterior; tenemos a Marcelo Josset con el humor, una cantante Jessica (Benavides) que es brillante junto con Maxi otro cantante que son maravillosos. Hay tanto talento en el escenario, y todo tan bien medido, tan estudiado que ahí se ve la mano del director”, agregó.

Más tecnología
Al hablar del show a Iripino le cambia la voz, se le llena de orgullo. El artista contó que para Somos Bien Argentino estructuraron al Complejo Malambo para el espectáculo. “Ya el ingreso te sumerge en lo que vas a ver. Está todo iluminado de una manera muy especial y ya comenzás a ingresar en el ambiente de este espectáculo. Además adentro te encontrás con una tecnología impresionante que realmente deslumbra al público que puede elegir si cenar en el lugar o hacerlo como espectador”, detalló.

Balances
Casi llegando a la primer quincena de enero, Iripino confiesa que “hubo algunos miedos” respecto a como marcharía la temporada, pero que se disiparon con buena respueta del público. “Vemos un público más cuidadoso. La gente elige mucho que espectáculo ver, la oferta es mucha y el público va eligiendo de acuerdo a sus posibilidades económicas”, completó Iripino.