El FMI elogió a Fernández: «Va en una dirección positiva»

El organismo afirmó que las primeras medidas fiscales del Gobierno contempladas en la emergencia económica  "tienen como objetivo proteger a los más vulnerables" y tratar de estabilizar la economía, sin afectar las cuentas públicas.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elogió el primer ajuste fiscal del presidente Alberto Fernández, al indicar que va «en una dirección positiva». El director del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, dijo que las primeras medidas fiscales del Gobierno contempladas en la emergencia económica  «tienen como objetivo proteger a los más vulnerables» y tratar de estabilizar la economía, sin afectar las cuentas públicas.
La ley de Solidaridad incluyó, entre otras iniciativas, un aumento de la presión impositiva, una carga extra del 30% para compras en dólares y de divisas para ahorro y un ajuste al bolsillo de los jubilados que cobran un haber superior al mínimo. Ayer, además, se sumaron más controles a las importaciones.
Werner hizo las declaraciones en el programa de Andrés Oppenheimer en la señal en español del canal CNN, grabada esta semana y que saldrá al aire domingo por la noche. El FMI, indicó, aún espera que el ministro de Economía, Martín Guzmán, presente un plan económico integral.
«Estamos observando lo que están haciendo, todavía digamos que un plan más detallado de mediano plazo no está en la mesa, pero llevan menos de un mes en el Gobierno. Te diría que estas primeras medidas pues nos hacen ver que el Gobierno se va moviendo en una dirección positiva», indicó Werner, en un anticipo difundido por CNN.
El FMI no tiene aún fecha para la próxima misión al país, que se prevé está encabezada por el nuevo jefe de misión para la Argentina, Luis Cubeddu. Fernández había dicho a fines del año anterior que una misión del organismo viajaría al país «en los próximos días».  El organismo no definió fecha todavía.
El Gobierno y el Fondo deben renegociar el acuerdo vigente por US$ 57.000 millones que fue aprobado hace apenas un año y medio. Fernández determinó que no quiere recibir giros del FMI, aunque necesita renegociar de todos modos la devolución de los 44.000 millones de dólares que el organismo ya desembolsó. El programa de la Argentina con el FMI quedó en stand by después de las PASO.
El secretario de Finanzas de Martín Guzmán, Diego Bastourre, ya realizó una “invitación” a agentes de información a formular una propuesta de servicios en el marco de las “gestiones y actos necesarios para recuperar y asegurar la sostenibilidad de la deuda púbica de la República Argentina». Así convoca a los bancos y otras entidades financieras que puedan actuar como intermediarios. Las propuestas se reciben hasta el lunes próximo.
«El servicio a contratar tiene por objeto identificar a los tenedores de los bonos de Deuda Pública Externa de la República Argentina que la Secretaría de Finanzas va a remitir a las firmas interesadas en formular ofertas», señala el comunicado.

Importaciones

Ayer el Gobierno dispuso modificaciones en el régimen de tramitación de licencias automáticas y no automáticas de importación, al que consideró «una herramienta clave para la gestión de la política comercial externa, con miras al desarrollo productivo nacional y acorde al contexto actual de las relaciones comerciales internacionales».
Mediante la resolución 1 / 2020 de la Secretaría de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, publicada en el Boletín Oficial, se modificó la resolución 523 dictada en julio de 2017.
La medida, firmada por el secretario Ariel Schale, destaca que la instrumentación de un sistema de licencias de Importación «provee de información estadística en niveles generales y particulares» y permite «identificar comportamientos disruptivos del comercio exterior».
La norma modificada contemplaba la eventual adopción de medidas de defensa comercial, si bien ponía el acento en evitar «demoras» en los distintos sectores productivos y en la necesidad de establecer «un procedimiento administrativo de mayor sencillez y transparencia posible».
Entre otros cambios, la resolución 1 redujo de 180 a 90 días corridos la validez de las licencias a partir de su aprobación y, a diferencia del marco anterior, se admitirán prórrogas sólo a solicitud de los interesados con 15 días de antelación y «por razones fundadas».
Siguen exceptuadas del sistema las destinaciones de importación definitiva para consumo realizadas en el marco de los regímenes de muestras, de donaciones y de franquicias diplomáticas; mercaderías con franquicias de derechos y tributos, o ingresadas bajo el régimen de Courier o de envíos postales.
Se incorpora además, entre las excepciones, a las operaciones de importación de bienes amparados en el Régimen para Insumos Destinados a Investigaciones Científico Tecnológicas.
La resolución alcanza a las operaciones de importación de mercaderías al territorio del Área Aduanera Especial de la Isla Grande de la Tierra del Fuego, a excepción de las provenientes del territorio continental.
En los fundamentos de la medida se indica la necesidad de «analizar y monitorear el flujo de importaciones» y se considera pertinente «el establecimiento de plazos acordes a un seguimiento cercano a las corrientes comerciales en concordancia con los desafíos actuales».
«Se ha identificado una serie de bienes respecto a los cuales, en función de la actual coyuntura económica, resulta indispensable evaluar sus respectivos flujos comerciales y grado de cumplimiento de las respectivas normas técnicas que les resultan aplicables, a fin de generar información que facilite el diseño eficiente de las políticas públicas a aplicar», concluye la norma.