Schiaretti prometió trabajar junto con el gobierno nacional

El gobernador asumió un nuevo mandato. Aseguró que mantendrá lo realizado

Juan Schiaretti asumió su segundo mandato consecutivo como gobernador de Córdoba (tercero en su carrera política) sin realizar grandes promesas y asegurando que quiere trabajar junto al gobierno del nuevo presidente Alberto Fernández.
El gobernador, que a la mañana acompañó la asunción de Fernández, sostuvo que los cordobeses nunca se creyeron que la provincia fuera una isla, y remarcó que el cordobesismo fue solo una expresión.
“Córdoba sí es parte de la Argentina profunda. Queremos que a nuestra amada patria Argentina le vaya bien”, sostuvo.
Por ello, insistió con que mi decisión es que trabajemos junto al nuevo gobierno nacional para superar esta crisis, y reducir la pobreza y eliminar esa grieta que tanto daño hace a los argentinos”.
Schiaretti dijo que encara el segundo mandato consecutivo con “nuevos desafíos”.
Prometió, en tanto, que a pesar de haber sido elegido con caso el 60 por ciento de los votos, esa diferencia “no nos hará caer en ninguna arbitrariedad”. “No nos hará creer que los cordobeses nos dieron la suma del poder público, porque no es así”, subrayó. “Podemos pensar distinto”, dijo.
Schiaretti manifestó que es fundamental el rol del estado en la economía: “El estado es el único que garante la justicia social, no hay derrame”.
Además, enfatizó que el endeudamiento provincial permitió realizar “el mayor plan de obra pública de la historia”.
Respecto de la crisis nacional, señaló que se debe estar atentos a la situación social”. “La crisis ya nos sacó el equivalente a un mes de recaudación”, advirtió.
Para su nuevo mandato, prometió “cuidar lo realizado, seguir haciendo obras y cumplir con los créditos”.
“Avanzaremos para llevar el gas de la puerta del pueblo a los hogares de los vecinos, la red secundaria de caminos y terminar los hospitales en construcción”, detalló.