“Gato” Romero, en la mira de ambientalistas

El informante de Sierras Chicas contactó al periodista para comentarle el último revuelo en Villa Allende que salpica a su intendente, Eduardo “Gato” Romero.

Informante: El Consejo Municipal de Ambiente de Villa Allende (CMA) solicitó a Romero el veto de la ordenanza sobre Fraccionamiento, Uso y Ocupación del Suelo en Villa Allende, aprobada con particular premura por el Concejo Deliberante el 3 de diciembre pasado.

Periodista: ¿Cuáles son los fundamentos?

I.: Desde el Consejo sostienen que el Ordenamiento Ambiental del Territorio que implica dicha norma no tuvo el estudio de impacto ambiental y la audiencia pública que obliga la ley N° 10.208 de Política Ambiental Provincial, lo cual se encuentra previsto en su anexo 1 punto 20, cuando señala dicha obligación para los «planes de desarrollo urbano y/o regional, planes de ordenamiento territorial.»



P.: ¿El consejo está integrado por vecinos?

I.: Así es. Por habitantes de la ciudad que están interesados en la problemática ambiental. Y, en este caso, los integrantes afirman que la norma privilegia la especulación inmobiliaria por encima del interés general. Consideran que la ordenanza tampoco contó con licencia social ante la falta de convocatoria real por parte del Ejecutivo a la comunidad local para su elaboración. Respecto a los impactos negativos en el territorio, permite la sobre-densificación poblacional sin contar con infraestructura adecuada, tales como una red cloacal.

P.: La lista sigue.

I.: Sí, pero seré breve. Hoy (por ayer) se solicitó el veto. Nadie puede olvidar las inundaciones de años anteriores en la zona por la disminución de la permeabilidad del suelo. Se debe prevenir otra catástrofe socio-ambiental como la del 15 de febrero de 2015.