Constructores esperan un 2020 malo y confían en plan de viviendas sociales

La Cámara a nivel nacional realizó al gobierno central una propuesta para construir 40.000 unidades; de ese total, a Córdoba le corresponderían unas 2500. Son para el sector que no puede acceder al crédito.

Por Gabriela Origlia

Los empresarios nucleados en la Cámara de la Construcción de Córdoba esperan un año “complicado” para 2020 no sólo por el recorte presupuestario en obra pública de la Provincia (el efector más importante en los últimos años) sino por los atrasos en los pagos que hay en todas las jurisdicciones y el corte de líneas de financiamiento. Las mayores expectativas están en una propuesta que la Cámara nacional realizó al gobierno central para construir 40.000 viviendas sociales.
Luis Lumello, flamante presidente de la Cámara cordobesa, subrayó las posibilidades que ese plan abre para recuperar empleo, reducir la pobreza y hacer frente a un creciente déficit habitacional que actualmente alcanza a 3.5 millones de viviendas a nivel nacional (un tercio corresponde al segmento bajo línea de pobreza).
El Plan Plurianual que impulsa la entidad a nivel nacional reactivaría el empleo formal (30.000 director y 40.000 indirectos), impactaría en la disminución de la pobreza y contribuiría a un movimiento económico de la cadena de valor de la industria de la construcción. “Es la posibilidad de reconstruir un círculo virtuoso”, describió Lumello.
La inversión rondaría los $25.000 millones anuales del Estado nacional y $15.000 millones a través del Instituto Provincial de la Vivienda.
En el caso de Córdoba, el programa incluiría unas 2.500 viviendas, aunque los empresarios admitieron que el Gobierno provincial elige otras formas para atender el déficit habitacional de los sectores más vulnerables y no el clásico. Admitieron también que en la capital provincial faltan terrenos disponibles.
Una posibilidad es que el Gobernador se abra a otras alternativas ante la interrupción del fondeo para 25000 viviendas que se había gestionado. Incluso apuntaron que el Banco de Córdoba podría direccionar los fondos que tenía pensado volcar para ese programa para rehabilitar el descuento de certificados.
La propuesta que los empresarios esperan que Fernández acepte incluye aportes de las Provincias exceptuándolas de IIBB y de los municipios haciendo lo propio con las tasas; la distribución que proponen es acorde al peso de cada distrito en el Fondo Nacional de Vivienda y establece que no se otorguen más de 200 unidades por empresa por año con la obligación de tomar al menos 10% de los empleados de entre los beneficiarios de planes sociales.
El costo promedio sería de dos millones de pesos por unidad y entienden que de la inversión total $16,8 millones se recuperarán vía impuestos en todos los niveles del Estado.
En la cámara no están convencidos de que la pérdida de empleos en el sector haya encontrado su piso. De hecho, un estudio del grupo Construya (IE-EOC) que mide cómo evolucionará la actividad en los próximos doce meses a nivel nacional marca que sólo el 18% de los encuestados considera que habrá una evolución positiva de su actividad. Mientras que el 37% dijo que se mantendrá igual y el restante 35% opinó negativamente sobre el futuro próximo.
Al desagregar los datos, los más positivos con respecto a la pregunta sobre las expectativas de evolución a futuro fueron: los distribuidores de materiales y las inmobiliarias ambos con el 23%. Le siguió el constructor/empresa constructora con el 22%. Y en tercer lugar, se ubicaron los desarrolladores inmobiliarios con un 15%.
Al ser consultados sobre la actividad como alternativa de ahorro, el 38% de los encuestados calificó a la Construcción como el mejor método de ahorro mostrando un aumento respecto al estudio anterior. En segundo lugar, se ubicó la compra de moneda extranjera con 32% y en tercer lugar el plazo fijo con 9%.
En particular, la región Centro obtuvo el 16% de respuestas positivas, 38% consideran que la actividad se mantendrá igual y 38% que disminuirá. Respecto a la evolución de la actividad en los últimos doce meses consideró que creció 7%, el 22% indicó que hubo un mantenimiento de la actividad, el 70% que disminuyó.