Los K quieren volumen cordobés en asunción de AF (PJ sin buses)

Los distintos sectores del Frente de Todos organizan el envío de colectivos a los actos del 10 de diciembre. Desde el Centro Cívico dicen que el PJ provincial no mandará tropa, y que la presencia de Schiaretti (que tiene su propia jura) en Buenos Aires dependerá de los horarios.

Por Bettina Marengo

No han vuelto a reunirse orgánicamente luego de la mala sorpresa de las elecciones del 27 de octubre y en general se miran con mutuas acusaciones, pero los partidos y organizaciones del Frente de Todos coinciden en que Córdoba tiene que estar presente y tener volumen en los festejos por la asunción de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, el próximo 10 de diciembre. También arman viaje el partido Parte, que reporta directamente al presidente electo, y sectores gremiales alineados con el Frente de Todos.

El PJ provincial no tiene previsto enviar colectivos a los actos nacionales, según le dijo al diario Alfil una fuente oficial del gobierno provincial. El 10 de diciembre el schiarettismo tiene su propia jornada de juras y festejos, tanto en la Provincia como en la Municipalidad de Córdoba y en otros municipios. En tal sentido, la fuente mencionada indicó que la presencia de Juan Schiaretti en la asunción de Alberto Fernández “dependerá de los horarios”. Es decir, de que la Asamblea Legislativa en el Congreso y los actos en la Rosada no se superpongan con el acto de asunción de Juan Schiaretti de su tercer mandato no consecutivo como gobernador de Córdoba. A nivel de la ciudad de Córdoba, ese mismo día jurará el nuevo intendente Martín Llaryora, en lo que significa el retorno del peronismo a la Capital por primera vez desde 1973.  Cabe destacar que en 2015 el mandatario cordobés viajó a la asunción de Mauricio Macri luego de su propio acto de traspaso de mando con el fallecido José Manuel de la Sota.

Con todo, el gobernador salió de vacaciones y retornaría en dos semanas: muchas definiciones quedarán suspendidas hasta su regreso. Entre ellas, el gabinete provincial que lo acompañará desde el 10. Lo que sí está claro es que tanto si Schiaretti no va (como si va) a la asunción de Alberto Fernández, será todo un dato político para la ulterior relación entre ambos y merecerá lectura nacional.



En el Frente de Todos los distintos sectores están en plena organización de la partida en colectivos, lo que ha declarado una cierta competencia interna por quien lleva más militantes a los actos que se realizarán en el Congreso de la Nación y en la Casa Rosada, así como a los ulteriores festejos en Plaza de Mayo. Antes, el calendario político marca otra fecha y otro festejo. El 25 de noviembre los diputados electos reciben sus diplomas y por la noche habrá festejos acordes en Córdoba, todavía en fase preorganizativa.

Por un lado, La Cámpora y los sectores vinculados a esa organización que responden a la diputada nacional Gabriela Estevez, como la JP, La Bisagra, el Frente de Profesionales del Frente de Todos, Descamisados y La Jauretche, llevarán “cuatro o cinco  colectivos autogestionados” desde la ciudad de Córdoba, y un par más del interior provincial, según indicó un vocero del espacio.

Por otra parte, los partidos Solidario (al que pertenece el diputado nacional electo Eduardo Fernández), el Partido Comunista y el Humanista también fletarán dos vehículos a Buenos Aires. Lo propio hará el espacio del diputado nacional Pablo Carro, que enviará buses desde la cede céntrica de Casa Ciudadana.

La militancia y organizaciones nucleadas en el Consejo de Organizaciones de Unidad Ciudadana es otro sector que está preparando la flota para la concentración que habrá en el Congreso de la Nación. Las organizaciones sociales vinculadas al Frente de Todos harán lo propio.

Lo que aún no está resuelto es cómo se organizarán para salir y para desembarcar. Una opción es que partan por separado y luego se reúnan en Buenos Aires, para dar volumen a la presencia cordobesa. La otra es que cada organización y partido se pliegue a sus referencias nacionales, lo que priorizaría la identidad política y partidaria de cada uno.

Por ahora, la prioridad es conseguir los fondos y llenar los colectivos. Luego de las elecciones del 27 de octubre, donde los resultados que obtuvieron en esta provincia Alberto Fernández y la lista de diputados nacionales fueron menores a los esperados, no hubo una reunión oficial de balance. En todo caso, los referentes buscaron refugio en sus conducciones nacionales, en el marco de un albertismo nacional que enfrió bastante la relación con Córdoba.