Albertismo pide espabilar

El periodista recibió el llamado de un dirigente albertista que, enterado del curso de algunas reuniones en Buenos Aires, lo quería poner al tanto de un reclamo.

Periodista: Amigo, hace días que lo busco y no lo puedo encontrar…

Dirigente Albertista: ¡Compañero! Disculpe, andamos todos a las corridas, pero con una novedad para usted.

P.: A ver…



D.A.: En los últimos días ha habido todo un desfile de dirigentes cordobeses por las oficinas que los equipos de Alberto Fernández tienen en Puerto Madero.

P.: Me imagino, resueltas las elecciones la preocupación central pasa a ser el reparto de los cargos, y nadie quiere quedar último.

D.A.: Se imagina bien. Tanto es así que, al margen de tranquilizar asegurando que va a haber espacios, desde Buenos Aires han pedido que se salga del letargo post elecciones y que los espacios se vuelvan a activar para reforzar y acrecentar los respaldos al futuro presidente, al que le va a tocar ser capitán de tormenta, y va a necesitar de todos los apoyos posibles.

P.: ¿A espabilar y volver a arrancar?

D.A.: Esas son las instrucciones. Calma, y vuelta al trabajo territorial.