Para Picat, Negri y Mestre deben dar un paso al costado

El intendente electo de Jesús María dijo que la Unión Cívica Radical de Córdoba tiene que encarar una profunda renovación dirigencial.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Era previsible que una vez superadas las elecciones nacionales comenzaría el debate interno en la Unión Cívica Radical. Pero sorprendió que fuera el intendente electo de Jesús María, Luis Picat, el que lo iniciara con un explosivo mensaje en Twitter en el que reclamó la renovación en el partido, ayer por la mañana.
“Espero que Mario Negri y los dirigentes locales entiendan de una vez que no son los dueños de los votos. En Córdoba la UCR deberá construir su propio liderazgo, recuperando credibilidad y empatía con los vecinos, con nuevos dirigentes y construyendo con las bases”, opinó Picat. Y a “nuevos” lo escribió todo con mayúsculas.
El mensaje del jesusmariense llamó la atención aunque la única réplica pública que recibió ayer fue la de Patricia De Ferrari, la negrista que es vicepresidente del Comité Central: “Cuando necesitamos un parámetro ordenador que dé fuerzas hacia adelante, y aliente de manera horizontal cómo son los votos, aparecen los cascoteadores seriales. Seamos serios por favor”.
Picat habló luego con Alfil y amplió su punto de vista. Explicó, en primer lugar, que su intención fue “hacer visible algo que pienso y que tuve contenido” por los procesos electorales que ocuparon todo el año.

La renovación
El intendente electo de Jesús María sostuvo que a la UCR le hace falta una renovación dirigencial.
“Los viejos actores, que están desde hace mucho, como Negri y Mestre, deben dar un paso al costado y acompañar desde afuera, con grandeza”, recomendó. Así, confirmó que desde el interior llega un grupo de intendentes con ánimo de cortar la dependencia política con los referentes capitalinos.
Picat reconoció que no es “un militante de la UCR de siempre”, pero recalcó que si es afiliado desde hace mucho. “Yo no quiero ser nada, pero hay mucha gente nueva, como Carlos Briner (intendente de Bell Ville), Rodrigo de Loredo y Marcos Ferrer (intendente electo de Río Tercero).
Para Picat, algunos dirigentes el domingo pasado quisieron apropiarse de la victoria provincial “con una selfie”, pero recalcó que “los votos son de la gente”.
El primer paso en la UCR es definir las próximas autoridades del Ente de Intendentes, que actualmente preside Ramón Mestre. En ese sentido, condicionó que vaya a integrarlo a que el armado sea “institucional y no político”.
“Mientras lo transformen en una cuestión política y la lideren Mestre, Aguad o Negri, no me van a encontrar. Si es institucional lo voy a integrar, si no, veremos”, sostuvo.
El 2020 deberá renovarse el Comité Central y el resto de las autoridades partidarias. “El que lidere la UCR como presidente tendrá que tener una apertura de renovación”, expresó, y aconsejó que luego de resolver el futuro del Ente será necesario hacer talleres, asambleas y plenarios de discusión”.
Finalmente, respecto de la continuidad de la coalición Juntos por el Cambio, Picat, que en Jesús María ganó las elecciones contra el PRO y el Frente Cívico unidos, consideró que “la alianza ha sido bastante heterogénea”. “Los unió el espanto”, advirtió.
“Primero hay que consolidar la Unión Cívica Radical, porque nos hacen falta profesionales y técnicos, y el partido no tiene un gran líder que enamore a la gente”, manifestó.