Una bandera incómoda

Un portavoz de la legendaria banda de rock sureño Lynyrd Skynyrd se apresuró a emitir un comunicado de prensa donde aclara que no cuenta con la autorización del grupo la utilización del tema “Free Bird” en un video fake donde Donald Trump asesina a opositores y a periodistas.

Por J.C. Maraddón
[email protected]

banderaAunque la Guerra de Secesión estadounidense transcurrió hace más de un siglo y medio,  su desarrollo y su desenlace produjeron una división tan furiosa entre el norte y el sur de ese país, que todavía quedan algunas heridas abiertas. Y el motivo de esa contienda, la liberación de los esclavos negros, no se cerró con la victoria de los antiesclavistas norteños, porque luego fueron los propios afroamericanos los que continuaron con las luchas por la reivindicación de sus derechos civiles, una pelea que tuvo su recrudecimiento unos cincuenta años atrás, y que periódicamente reaparece a través de trágicos episodios de violencia urbana.

Con la elección de Barack Obama como presidente, parecían haber quedado atrás los siglos de discriminación y oprobio para las minorías raciales, pero han subsistido demasiados resabios de aquellos enfrentamientos como para que la paz no vuelva a verse alterada. Y el hecho de que sea Donald Trump quien ocupa actualmente la Casa Blanca no ayuda a calmar los ánimos, con un discurso muy a tono con los supremacistas blancos que alguna vez encendieron las antorchas del Ku Klux Klan y que ahora sienten que uno de los suyos es el responsable máximo de los manejos de la mayor potencia occidental.

El inminente inicio de la campaña electoral para la reelección de Trump en los comicios del año próximo y las gestiones de la oposición para que se lo someta a un impeachment por un supuesto chantaje económico al gobierno ucraniano, han exacerbado por estos días la agitación política en los Estados Unidos. Y en algunos mitines del oficialista Partido Republicano han vuelto a aflorar algunas muestras de desprecio hacia ciertos grupos raciales por parte de quienes dicen respaldar la candidatura del millonario en su cruzada por renovar su mandato y así permanecer en su cargo hasta 2025.



Entre los episodios más notorios que indican hasta qué punto se ha recalentado el escenario de la política estadounidense, cabe mencionar un video fake que se vio durante un evento que se realizó en un hotel perteneciente a la cadena Trump, donde la organización American Priority había invitado a Donald Trump Jr, hijo del empresario. En la pieza audiovisual, bajo la estética de los memes, se lo observa al presidente en el ámbito de una iglesia, trabado en lucha con dirigentes opositores y representantes de distintos medios de prensa, a quienes golpea brutalmente y los ataca con todo tipo de armas hasta asesinarlos.

El video fue condenado hasta por el propio Trump, debido a lo explícito de su contenido y a la imagen de vengador salvaje con que se presenta al primer mandatario. Pero las imágenes que tanto escandalizan, están acompañadas por la música de una canción que no ha sido elegida al azar. Lo que se escucha es “Free Bird”, un tema que fue publicado en 1974 por el grupo de rock sureño Lynyrd Skynyrd, cuya gracia era usar como símbolo la bandera de los confederados, aquellos que en la Guerra de Secesión pelearon hasta el final para que la esclavitud no fuera abolida.

Un portavoz de la legendaria banda, en representación de los miembros sobrevivientes y de los herederos de los que ya han fallecido, se apresuró a emitir un comunicado de prensa donde aclara que la utilización de “Free Bird” en el video no cuenta con la autorización de Lynyrd Skynyrd. De no haberlo hecho, hubieran reconocido de manera tácita que ese tema que es un emblema de un género rockero muy influyente, podría servir como herramienta para la propagación de ideas racistas, algo que por estos días parece no convenirle a nadie. Tal vez, ni siquiera al propio Donald Trump.