Universidad: Nación otorga nuevo aumento (7,19%) a profesores (más de 23% desde abril)

La cartera educativa acordó con las seis centrales gremiales el porcentaje correspondiente a la cláusula gatillo. Segundo mes con incremento salarial para docentes universitarios.

universidadLos representantes de la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación presentaron ayer una propuesta de aumento que entusiasmó y convenció a las seis centrales gremiales, a pesar de que éstas llevaban semanas profetizando un supuesto incumplimiento del Gobierno nacional.

Así, los mandatarios de Conadu (kirchnerismo), Conadu Histórica (izquierda), Fedun (peronismo), Fagdut (docentes de la Universidad Tecnológica Nacional), Ctera y UDA (ambas con representación de profesores preuniversitarios), firmaron unánimemente el acuerdo propuesto por la cartera educativa nacional.

En marzo pasado, Gobierno y gremios llegaron a un acuerdo paritario de incrementos salariales escalonados, que ya había repercutido tres veces en el bolsillo docente desde abril hasta la fecha. En mayo se otorgó el primer aumento del 4 por ciento; en julio, un segundo incremento por el mismo porcentaje; y en septiembre se verificó la tercera etapa, con una suba salarial del 8 por ciento.

Además, el acuerdo preveía que las partes se reuniesen durante octubre para comparar los aumentos otorgados con la evolución que hubiese tenido la inflación, medida por el Indec, entre el 1 de abril y el 30 de septiembre. En caso de haber disparidades, una clásula “gatillo” obligaba al Gobierno a ofrecer un nuevo aumento.



Es por ello que ayer se reunió la mesa técnica, en la que los delegados del Ministerio propusieron un nuevo aumento de 7,19 por ciento, que será liquidado de manera inmediata con el sueldo de octubre, durante los primeros días de noviembre.

Esto implica que el sueldo que ingresará a las cuentas de los profesores universitarios en noviembre será un 23,19 por ciento mayor que el salario de marzo de este año. Con respecto a los sueldos cobrados este mes, los incrementos en pesos varían de acuerdo a la categoría y dedicación.

Los profesores de dedicación exclusiva recibirán entre 1.979,26 (profesor ayudante A) y 3.434,58 (profesor titular) pesos extra. Los de dedicación semiexclusiva, entre 989,63 (profesor ayudante A) y 1.717,32 (profesor titular) pesos extra. En el caso de los de dedicación simple, los docentes recibirán entre 395,84 (profesor ayudante B) y 858,84 (profesor titular) pesos extra.

El escalafón docente de los colegios preuniversitarios también se beneficiará de este acuerdo salarial. Por ejemplo, los preceptores con 25 horas de dedicación salarial verán incrementado el valor de su hora reloj en 60,58 pesos, y el valor de su cargo en 1.514,50 pesos.

El acuerdo salarial anual prevé una segunda instancia de revisión como la de ayer, que se deberá realizar a mediados de marzo de 2020, cuando se conozca el Índice de Precios al Consumidor de febrero. En dicha ocasión, se evaluarán salarios e inflación del periodo comprendido entre el 1 de octubre de este año y el 29 de febrero del próximo.

Tanto Conadu como Conadu Histórica expresaron su satisfacción con el aumento acordado, remarcando que la cláusula gatillo fue una de las condiciones que reclamaron para firmar la paritaria anual de este año.

En el caso de Conadu Histórica, su comunicado agrega que esta central sigue reclamando el pago del bono de 5 mil pesos (que el presidente Mauricio Macri anunció días después de las primarias de agosto) para profesores en actividad y jubilados, visto que estos no están incluidos entre los empleados públicos beneficiados. En el mismo sentido, Conadu Histórica reclama un refuerzo presupuestario “de emergencia” para las universidades nacionales y las entidades del sector científico-tecnlógico, así como un refuerzo para las obras sociales universitarias.

Juri disertó en Roma para universidades europeas y latinoamericanas

En la Universidad de Roma Tor Vergata, el rector de la Casa de Trejo, Hugo Juri, disertó de las nuevas tendencias en educación superior para la región durante un seminario preparatorio de la IV Cumbre Académica América latina y el Caribe y la Unión Europea (ALC-UE). La III edición de dicha Cumbre se llevó a cabo el año pasado en los claustros cordobeses, en coincidencia con el centenario de Reforma Universitaria.

Juri pidió estar atentos a los nuevos desafíos que enfrentan las universidades de la región: “No sabemos cuáles serán los nuevos modelos de educación superior, pero tenemos que estar preparados para esa incertidumbre. Tenemos que tener un sistema educativo que responda a nuestras sociedades y a la vez sea competitivo desde el punto de vista científico y tecnológico. Además, para poder afianzar la alianza entre América latina y el Caribe y la Unión Europea tenemos que tener, por ejemplo, métricas comunes: el bachillerato universitario, los créditos académicos y los suplementos de títulos”.