Lavagnistas cierran campaña de Córdoba (sin Lavagna)

El candidato a presidente de Consenso Federal no regresará a la provincia. Los candidatos a diputados encabezarán el acto de cierre del que podría participar Juan Manuel Urtubey.

Por Yanina Passero
[email protected]

lavagnaEl candidato a presidente de Consenso Federal, Roberto Lavagna, inspiró algunas propuestas de campaña de Mauricio Macri y de Alberto Fernández. En ningún extremo de la grieta cuestionan la solvencia técnica del economista que lanzó su candidatura con la promesa de representar la tercera vía, todo lo contrario. Especialmente el albertismo envía señales al ex ministro de Néstor Kirchner porque existe un sector que se ilusiona con capitalizar su solvencia y prestigio; mientras que otro, dentro del Frente de Todos, sostiene que aproximarlo en el plano de la intención basta para licuar sus votos.

Lavagna dijo que será “presidente o nada” para ahuyentar los fantasmas de acuerdo que atentan contra su estrategia de campaña y amenazan  el capital obtenido en las PASO. Entre lavagnistas se escucha que la elección se definió el 11 de agosto. Para la última semana de campaña se enfocarán en mantener la base, aunque el negocio saldrá redondo si logran tres puntos extra.

La matemática introduce la profundización de un eje de la estrategia proselitista: pescar en la pecera de Juntos por el Cambio. Insistirán con que Macri está perdido y, en el plano local, que el candidato a diputado, Roberto Birri, es el candidato más eficiente para plantarse al kirchnerismo en el Congreso de la Nación. Creen que 1,5% para Consenso Federal puede salir de canteras amarillas, mientras que el 1,5% restante lo esperan de un crecimiento propio de Lavagna. Trabajarán fuerte para que el candidato mejore su performance en el segundo debate en la Universidad de Buenos Aires.



En concreto, hay analistas que avalan con estudios recientes esta teoría del lavagnismo. Por caso, Gustavo Córdoba y Asociados publicó recientemente un estudio nacional con base en 1.200 casos domiciliarios, que advierte que en sus conclusiones que “el corrimiento discursivo hacia la derecha de los candidatos macristas, persigue reemplazar el voto que ha migrado a Lavagna por el voto cercano a José Luis Espert y de Gómez Centurión”.

En consecuencia, “Lavagna mejora de 6% a prácticamente 10% y ello habla de un votante que ha migrado de posiciones cercanas a Macri y que, ante la evidencia de la ausencia de chances de la victoria en la primera vuelta y la radicalización del discurso macrista hacia la derecha, opta por votar a un candidato más cercano a su posición ideológica: ser de centro y antiperonista”, indican en el informe.

Pese a los indicios de mejoría, en Consenso Federal saben que no es suficiente. La elección estaría cerrada al menos para ellos, aunque no lo admitirán, como corresponde que suceda en campaña. Continuarán con la agenda de actividades en la provincia, pero el protagonismo lo tendrán los referentes de los aliados.

El miércoles, llegará a Córdoba el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, para mantener reuniones políticas y pedir el voto por Lavagna. Aún sin  confirmar, se espera el desembarco de su par de Salta y candidato a vicepresidente por Consenso Federal, Juan Manuel Urtubey, para el acto de cierre de campaña local con los anotados para la diputación.

Fuentes del espacio confirmaron que Lavagna no visitará Córdoba nuevamente porque tiene agenda en otros puntos del país. Caído Lavagna, y con Alberto Fernández en duda, el presidente Macri y su compañero de fórmula, Miguel Ángel Pichetto.

Lavagna, en coloquio de IDEA

El candidato presidencial de Consenso Federal afirmó ayer que “con dos políticas totalmente distintas y opuestas” los gobiernos de Cristina Kirchner y Mauricio Macri “nos llevaron a este nivel de estancamiento de la economía” y aseveró que temas como el déficit fiscal y la deuda “no se resolverán si la economía no arranca”.

Así lo afirmó el ex ministro de Economía al exponer en la charla “El país que viene: visión y planes de los candidatos a Presidente”, en el coloquio de IDEA que se desarrolla en Mar del Plata, del que participan los empresarios más importantes de país.

En su disertación, Lavagna dijo que frente a “32 trimestres de estancamiento” de la economía, “es poco lo que pasa a nivel dirigencial”, consideró que hay una situación de “acostumbrarnos prácticamente a todo” y culpó a “dos gobiernos con políticas distintas que tuvieron los mismos resultados: cero crecimiento o resultado negativo”.

En ese marco, criticó “la permanente pendularidad entre gobiernos populistas que implican un grado de intervención en la economía muy fuerte y gobiernos como el actual, con apenas una visión de lo financiero sin la menor preocupación por el empleo y la producción”.

Sobre el déficit fiscal y la deuda, dijo que “ninguno de esos dos problemas va a ser resuelto; olvídense de una resolución a esos temas si la economía no arranca, si no es capaz de volver a poner se en movimiento y generar producción, no hay solución a esos temas”.

En un mensaje, que pareció dirigido a los empresarios reunidos en IDEA, Lavagna dijo que “hay una tendencia a coincidir con el gobierno de turno, siempre pareciera que estamos dispuestos a ayudar al ganador y a veces hay que animarse a decir otras cosas”.