Al final de la campaña, el albertismo pesca con massistas

Casi definido que Alberto no cerrará la campaña en Córdoba, la lista de diputados del Frente de Todos apunta a sumar con sectores de voto fluctuante. Visitas de técnicos del Frente Renovador.

Por Bettina Marengo
[email protected]

albertismoCuando el gobernador Juan Schiaretti le dijo a Alberto Fernández, la última vez que conversaron en su encuentro reservado del hotel Holliday, que si quería crecer en Córdoba tenía que pescar en otras peceras que no fuera la del kirchnerismo ni la de la estructura del PJ, le estaba dando una de las claves del éxito electoral de veinte años de Unión por Córdoba y ahora, Hacemos por Córdoba. Entusiasmar a los votantes no naturales que además han sido o pueden ser votantes de otras fuerzas.

Un poco eso es lo que intenta hacer la lista de Frente de Todos en Córdoba en este tramo final de la campaña.

Con la casi confirmación de que Alberto Fernández no regresará a Córdoba antes del cierre o para el cierre de la campaña (información que el búnker de calle México liberaría en las próximas horas), con los caciques de calle México abocados al debate presidencial del domingo, a medir el impacto de la campaña de calle lanzada por Mauricio Macri, y a avanzar en lo que verdaderamente preocupa, que son los primeros cien días del eventual gobierno, la lista cordobesa intenta mejorar dos puntos porcentuales respecto de las Paso y llegar a las tres bancas.



Encuestas que maneja el Frente de Todos dicen que Alberto Fernández subiría cuatro puntos en la provincia, lo que lo llevaría del 30,3 a casi el 35%. Algunos sondeos elaborados en Córdoba sostienen que Macri caería esos cuatro puntos, aunque desde Buenos Aires deslizan que el actual presidente también subiría, de manera que la brecha de 18/20 puntos a favor de Juntos por el Cambio quedaría estable.

Los armadores locales creen que para crecer como lista completa existen dos caminos: buscar votos en otras peceras y entusiasmarlos con el producto Alberto, y a partir de allí, confiar que la tracción de Alberto haga subir a la lista del Frente.

Una de esas peceras es “el massimo”, que no es la estructura de Sergio Massa en Córdoba (que no la tiene) sino el concepto político que encarna el dirigente de Tigre en la idiosincrasia cordobesa, donde funge de moderado y republicano. El análisis que hacen es que hay un 15% o más de votos del macrismo que no es núcleo duro sino que fluctúa, y que bien podría ser tentado por la candidatura presidencial de Alberto si se le muestra la cara adecuada. Ese votante es justamente el que preserva Hacemos por Córdoba con la prescindencia, y al cual le ofrece cortar boleta a partir del valor “defensa de Córdoba”.

Y también por ese elector es que Cristina Kirchner no participa de la campaña provincial.

Massismo hoy, para la lista Córdoba no es estrictamente Pablo Chacón, el candidato que el líder del Frente Renovador ubicó en el tercer lugar, quien tiene poco predicamento entre el electorado que se intenta ganar, o a quien directamente no conocen. Massismo, a los fines del puente hacia los sectores dúctiles, lo representa los técnicos y referentes parlamentarios del candidato a diputada nacional por provincia de Buenos Aires. Mirta Tundis, la periodista-diputada especializada en temas previsionales, pasó esta semana por la campaña cordobesa. Tundis suena como posible directora del PAMI, la obra social de los jubilados y pensionados, y también para conducir Ansés: ambos organismos tienen delegaciones en Córdoba, y en ambos casos hay interesados locales. Tundis no tiene antecedentes cristinistas, y de hecho se hizo conocida en TN, el canal de noticias del grupo Clarín, lo que para el cordobés medio implica un plus.

El lunes próximo, casi como un cierre de campaña, vendrá Daniel Arroyo a la ciudad de Córdoba. Arroyo proviene de la academia y de la consultoría de organismos internacionales. Actualmente es diputado nacional del Frente Renovador y suena como ministro de Desarrollo Social de un eventual gobierno de Alberto Fernández, cartera que también tiene una delegación cordobesa.

Junto a los candidatos a diputados, el especialista en políticas sociales encabezará una serie de actividades con organizaciones sociales y de la economía popular en el club de barrio San Vicente de esta ciudad, “en el marco de la agenda de lucha contra la pobreza” que lanzó el presidenciable. Para el evento, según comentaron los organizadores, se invitó a intendentes.

Fuera del massimo, pero con identidad de especialista progresista, hace diez días estuvo Nicolás Trotta, integrante de los equipos técnicos de Alberto F y director de un centro de estudios universitarios no estatal. Por lo demás, está pendiente la confirmación de la visita del presidente del banco Credicoop, Jorge Heller, jefe también del Partido Solidario al cual pertenece el primer candidato de la lista, Eduardo Fernández. El banquero vendría para una reunión con empresarios cordobeses del sector pyme, un encuentro que ya había organizado Eduardo Fernández en septiembre y se truncó cuando el candidato presidencial tuvo que regresar a Buenos Aires en forma anticipada.