La ensoñación ajena

Durante una dolorosa instancia del primer episodio de la serie “The Politician”, el protagonista entona los versos de “River”, una canción que compuso y grabó la cantautora canadiense Joni Mitchell en 1971, donde se refleja la conflictiva interrupción de su romance con Graham Nash.

Por J.C. Maraddón
[email protected]

PoliticianEn 1967, el grupo británico The Hollies encabezó un concierto de rock en Ottawa, Canadá, donde llegó con una formación que alistaba como guitarrista rítmico y corista a Graham Nash. Después del show, hubo una fiesta en la que Nash quedó deslumbrado con la belleza de una chica canadiense que estaba sentada en un rincón con un libro en su regazo. Después de  conversar un largo rato, terminaron la noche en uno de los hoteles más caros de la ciudad, donde ella, Joni Mitchell, tomó una guitarra y cantó algunas de sus canciones, que dejaron atónito al músico inglés.

Fue el comienzo de una de las historias de amor más icónicas de la segunda mitad de los años sesenta, aunque recién formalizarían el noviazgo dos años después, cuando Graham Nash, ya separado de los Hollies, se estableció en Los Angeles como integrante de un supertrío junto a los estadounidenses David Crosby y Stephen Stills. Hace exactamente medio siglo, la pareja convivió en la cabaña que Joni tenía en Laurel Canyon, un suburbio montañoso cercano a Hollywood, donde ambos desarrollaron un trabajo compositivo en el que cada uno inspiraba al otro en su creación, y dejaron como legado una lista de temas inolvidable.

En el caso de Joni Mitchell, parte de esa motivación puede ser apreciada en el disco “Ladies of the Canyon”, publicado en 1970, donde entre otras grandes composiciones como “Big Yellow Taxi” y “Woodstock”, figura una canción llamada “Willy”, que era el apodo con que ella llamaba a su novio. En el mismo año apareció el álbum “Déjà Vu”, de Crosby, Stills, Nash & Young, donde además de realizar su propia versión de “Woodstock”, el ahora cuarteto interpretaba “Our House”, un tema de Graham Nash que describe los idílicos momentos cotidianos compartidos en aquella casa suburbana.



Pero se vivían tiempos muy vertiginosos y, según parece, a Joni Mitchell la asaltó la paranoia de que el vínculo sentimental deviniera en matrimonio, algo que no estaba en sus planes. Ella se fue de gira por Europa, desde donde le envió un telegrama a Graham Nash anunciándole la ruptura de la pareja. En el fragor de ese trance, en 1971 lanzó “Blue”, uno de sus discos más preciados, que trasluce la crisis sentimental por la que atravesaba. Y es allí donde resalta “River”, una pieza que trasunta el dolor de la pérdida en una letra sublime.

Precisamente, durante una dolora instancia del primer episodio de la serie “The Politician”, el protagonista entona los versos de “River”, en una performance vocal que confirma las ya conocidas dotes del actor Ben Platt como cantante. Acompañado en la ficción por una pianista, el personaje de Payton Hobart se apropia de la obra de Joni Mitchell y, aunque respetándola en su esencia, la introduce en la larga escena de la que forma parte, sin modificar ni una coma del mensaje original. Para quien desconozca la historia del tema, nada hace pensar que no fue pensado especialmente para la ocasión.

De hecho, por sus menciones a la navidad, la nieve y los renos, “River” ha sido utilizada muchas veces como una especie de villancico, aunque en realidad su trasfondo tiene que ver con la relación amorosa entre dos estrellas de la música, durante aquel periodo en que la juventud se había propuesto cambiar el planeta. Evocada por uno de los productos más publicitados de Netflix,  la canción no sólo no pierde su grandeza, sino que multiplica sus significados y actualiza el legado de una generación que, en la antigua búsqueda de hacer realidad sus sueños, todavía sigue llenando el vacío de la ensoñación ajena.



Dejar respuesta