Centros Vecinales: oficialismo apuesta a ganar por cansancio

El oficialismo, que había incluido el proyecto de modificación al régimen electoral de los centros vecinales en el orden del día, lo devolvió –por cuarta vez- a comisión, al caer en cuenta de que no contaba con los votos necesarios para aprobarlo.

Por Felipe Osman

El proyecto de ordenanza que busca derogar la actual regulación electoral de los centros vecinales para incluirla -con varias modificaciones- en un nuevo capítulo del Código Electoral Municipal volvió a naufragar ayer -por 4ta vez- en el Concejo Deliberante. Al no encontrar el oficialismo los votos necesarios para su aprobación pidió nuevamente su regreso a la comisión de Legislación Social.
Para recapitular, el asunto viene así: el jueves primero de agosto el oficialismo votó una preferencia de dos sesiones para que el proyecto de modificación al régimen electoral de los centros vecinales fuera tratado en la sesión del 15 de agosto. Pero Juntos por Córdoba no encontró entonces los votos necesarios para aprobar la iniciativa y pidió, por primera vez, su regreso a comisión. Eso sí, votando una nueva preferencia de dos sesiones para que el proyecto volviera a ser tratado en la sesión del jueves 29 de agosto.
Llegada esa fecha, y cuando la iniciativa ya cargaba en sus espaldas con el rechazo abierto de más de un centenar de centros vecinales que se habían pronunciado en contra de su sanción, el proyecto volvió a tratarse en el recinto a instancias del oficialismo, que nuevamente pidió su retorno a comisión por no conseguir los avales necesarios para su aprobación. Pero, eso sí, votando otra preferencia para que el asunto volviera a tratarse en la sesión del jueves 12 de septiembre.
Para abreviar, el 12 de septiembre el oficialismo volvió a pedir el regreso a comisión del proyecto, votó una nueva preferencia para la sesión de ayer, y ayer hizo lo mismo por 4ta vez.
Esto, que bien podría parecer el resumen de una pésima pantomima, es en realidad la forma en que la bancada de Juntos por el Cambio ha decidido tratar el asunto de la modificación al régimen electoral de los centros vecinales. Palabras más, palabras menos, los concejales que impulsan la iniciativa parecen decididos a ganar por cansancio, o estar a la espera de que -quién sabe- algún día cuenten con la ausencia circunstancial de algunos ediles opositores que les facilite el asunto.
De hecho, el rechazo hacia la iniciativa por parte de los mismísimos centros vecinales, que surgió tras la publicación de Alfil del 26 de agosto en la que se trató la temática, ha crecido con el pasar de las semanas. Tal es así que el pasado miércoles 212 presidentes de centros vecinales presentaron una nota pidiendo el rechazo y el archivo del proyecto.

El proyecto
La iniciativa impulsada por el oficialismo busca quitar competencias a la Dirección de Asuntos Vecinales, comandada por Jaime Juaneda, en los procesos electorales de los centros vecinales, al mismo tiempo que disminuye la injerencia de los propios centros vecinales en el proceso y reubica gran parte de estas potestades en un Juez Electoral Municipal.
El proyecto no sólo ha recibido críticas de los centros vecinales, sino también de la oposición, que se pregunta por qué el oficialismo intenta hacer una modificación de éstas dimensiones a meses de abandonar el poder.



Dejar respuesta