Bajo conducción de Iriondo, Superior aprobó orgánica de Juri

Para las sesiones ordinarias de octubre –dos en total- debería presentarse a consideración y votación el organigrama con que se reemplazará la estructura jerárquica del Instituto de Hemoderivados pero, dada su importancia, debería saldarse la ausencia no tan infrecuente de las máximas autoridades de gobierno de la UNC.

Por Gabriel Osman
[email protected]

Con el rector y vicerrector de viaje y Mirta Lutri ausente, el Consejo Superior de la UNC sesionó ayer bajo la conducción de la decana de Famaf, Mirta Iriondo, que en un trámite sin sobresalto alguno dirigió el debate que terminó con la aprobación rápida del organigrama del gabinete rectoral que acompañará a Hugo Juri en su tercer mandato al frente del gobierno de la UNC.
La sesión de ayer debía realizarse el martes de la semana pasada, pero las ausencias de Juri y su segundo, el vicerrector Pedro Yanzi Ferreira, alimentó algunas suspicacias y temores de presidiera Iriondo –que ahora quedaron claramente injustificados-, por pertenecer Iriondo al kirchnerismo y al ala dura de la oposición. La sesión no pudo postergarse nuevamente por la acumulación de resoluciones administrativas que, aunque en su mayoría de poca importancia, sumaban 185 y que, acumuladas, complican el funcionamiento administrativo de la universidad.
Tan injustificado quedaron los temores que no solo se trataron sin sobresaltos las 185 resoluciones sino que el debate duró apenas 45 minutos, incluidas entre ellas un pedido de estudiantes para que mejorara la cantidad de porciones alimentarias en el Comedor Universitario y la nueva orgánica rectoral.
Esta orgánica incluye las secretarías General, Académica, Ciencias y Tecnología, Extensión, Gestión Institucional, Planificación, Graduados, Modernización Tecnológica y Género.
Hemoderivados
Para las sesiones ordinarias de octubre –dos en total- deberían presentarse a consideración y votación el organigrama con que se reemplazará la estructura jerárquica del Instituto de Hemoderivados pero, dada su importancia, debería saldarse la ausencia no tan infrecuente de las máximas autoridades de gobierno de la UNC a las sesiones del Consejo Superior.
Esta estructura de conducción de Hemoderivados prevé un cuerpo colegiado de conducción (Directorio) con cinco integrantes. Estos deben ser votados por el Consejo Superior y se supone que tres bancas irán a manos del oficialismo y dos para la oposición. También incluye a un presidente (director ejecutivo) con voz pero sin voto, que será elegido por el propio rector Juri, así como los dos gerentes, de Operaciones y Administrativo.



Dejar respuesta