Ya se juega por la presidencia del Ente de Intendentes UCR

Los intendentes deben elegir al reemplazo de Mestre, en diciembre.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

ente intendentesRamón Mestre preside las dos organizaciones más importantes que tiene la Unión Cívica Radical: el Comité Central de la Provincia y el Ente de Intendentes. El Comité renueva sus autoridades en septiembre del año que viene, pero el Ente debe hacerlo en diciembre.

Durante ocho años Mestre no tuvo rivales en la disputa por el liderazgo en el Ente, por su condición de intendente de la ciudad de Córdoba, la capital y dueña de más del 40 % del padrón electoral de la provincia. Pero su segundo mandato llega a su fin en diciembre y corresponde designar a su sucesor, tarea que no aparece como sencilla porque el radicalismo se ha quedado sin el control de la mayoría de las principales ciudades de Córdoba. Ya no tendrá la Capital, y tampoco Río Cuarto, Villa María, Villa Carlos Paz ni San Francisco, por mencionar las cinco más pobladas.

Además, la doble derrota de los candidatos a gobernador, Ramón Mestre (por la UCR) y Mario Negri (por el PRO y el Frente Cívico, pero con el respaldo de muchos radicales) debilitó los alineamientos entre los principales referentes (siempre capitalinos) y los intendentes del interior.



El radicalismo podría comenzar una etapa de poder disperso, escenario que sería visible cuando termine el proceso electoral nacional, aunque lo natural será que con el paso del tiempo vayan reconfigurándose los nuevos o tradicionales liderazgos.

Pocos están dispuestos a mostrar las cartas cuando es la etapa de los amagues, las operaciones y los cafés. Cualquier afirmación contundente puede terminar siendo un error.

La danza de nombres

Sin embargo, se escuchan nombres de posibles aspirantes a la presidencia del Ente.

La primera pregunta que todos se hacen es a quién apoyará Mestre. Desde el entorno del intendente de Córdoba afirman que falta mucho para la hora de las decisiones, un argumento típico del que no quiere exhibir su juego, porque en política todos tratan de anticipar sus estrategias. Así, de todos modos, desalientan las versiones que lanzan desde otros grupos, y que afirman que Carlos Briner (Bell Ville), Lucas Valiente (Luque) y hasta Daniel Salibi (Mendiolaza) podrían recibir la bendición de Mestre. “No hay nada de eso”, juran en el Palacio 6 de Julio.

Briner fue el compañero de fórmula de Mestre en la elección provincial y obtuvo su reelección en Bell Ville con contundencia. Es un serio aspirante al sillón del Ente y ya habría manifestado sus apetencias en algunas conversaciones informales. Públicamente ha expresado que “se viene un gran movimiento dentro del radicalismo”, y reconoció que varios intendentes “se salen de la vaina” por presidir el Ente. El bellvillense ya cuenta con el respaldo del alfonsinista Dante Rossi, y tiene una muy buena relación con el angelocista Javier Fabre, aunque este no movió sus piezas todavía.

Desde Marea Radical, que ya conduce Rodrigo de Loredo, también aseguran que no tienen un candidato, aunque el principal favorito es Gustavo Botasso (Hernando).

En Morena cuentan con Marcos Carasso (General Cabrera) como estelar figura, y si bien se trata de un intendente con buenas referencias entre sus colegas, habrá que ver cómo queda el negrismo si se confirma la derrota de Mauricio Macri en las elecciones presidenciales, después de que el referente del grupo se convirtiera en el principal escudero del porteño.

Para esta elección intentaría influir el Defensor del Pueblo, Mario Decara, de fuertes vínculos con intendentes, y que ahora tratará de hacer pesar en el nuevo escenario radical

Otro intendente que por el peso específico de la ciudad que administrará podría pretender llegar a la presidencia del Ente es Marcos Ferrer (Río Tercero), aunque con sus primeras declaraciones tras la victoria dejó entrever que no es su principal preocupación.



Dejar respuesta