Córdoba: la industria metalúrgica muy golpeada por la crisis

Los segmentos metalúrgicos más afectados por la recesión durante el segundo cuatrimestre son los vinculados a las industrias automotriz y, en menor medida, de maquinaria agrícola, excepto los que abastecen al mercado de reposición. Emperoraron fuerte los indicadores de empleo.

El 76% de los industriales metalúrgicos de Córdoba leen la actual situación económica como peor que la de un año atrás y 67% interpretan igual la realidad del sector. Según datos del Observatorio de la Actividad Metalúrgica de la cámara que reúne a los industriales el Índice de Confianza Empresaria, que combina las percepciones sobre la situación económica actual y las expectativas sobre el futuro, se redujo un 17.5% con relación a la medición anterior, situándose apenas un 3.6% por encima del nivel alcanzado un año atrás, durante el segundo cuatrimestre de 2018.
Las expectativas macroeconómicas de los metalúrgicos cordobeses empeoraron desde la medición de diciembre: entonces 62.9% creía que habría un mayor crecimiento este año; cayó al 35% en abril y al 15% en agosto. De la misma manera, mientras en diciembre de 2018, el 68% creía que bajaría la inflación, ahora es 7% en agosto de 2019.
Este deterioro de expectativas fue acompañado, paradójicamente, de una mejor evaluación de la gestión económica del Gobierno Nacional, aunque continuó muy por debajo de los niveles registrados a fines de 2017.
En el segundo cuatrimestre continuó siendo mayoritaria la cantidad de empresas metalúrgicas con menor producción que un año atrás (42%); con todo hay una mejora con relación a la medición anterior, cuando fue 54.3%.
A diferencia de lo ocurrido con la producción, empeoraron durante el segundo cuatrimestre los indicadores de empleo, ya que se incrementó la cantidad de empresas con menor cantidad de empleados, que pasó del 33% al 40% en ese lapso.
La pérdida de rentabilidad continuó afectando a una amplia mayoría de las empresas metalúrgicas, el 74%. Las expectativas sobre producción, empleo y rentabilidad para este año no son muy positivas: 26% espera mayor producción (40%, menor), 11% mayor empleo (36%, menor) y 18% espera mayor rentabilidad (63%, menor).
Los segmentos metalúrgicos más afectados por la recesión durante el segundo cuatrimestre son los vinculados a las industrias automotriz y, en menor medida, de maquinaria agrícola, excepto los que abastecen al mercado de reposición: tuvieron menores volúmenes de ventas que un año atrás el 68.7% de las que entregan a terminales automotrices; el 53.3% de las que atienden a otras autopartistas; el 43.3% de las que trabajan para fabricantes de maquinaria agrícola y el 39.1% de las que operan con otras agropartistas.

Panorama político
El trabajo de Gastón Utrera para la Cámara señala que, en caso de que el Gobierno Nacional decidiera impulsar una reforma laboral, los metalúrgicos sugieren modificar los siguientes aspectos: modificación del sistema de despido e indemnizaciones (52.5% de las respuestas), reducción de cargas sociales (17.5%), esquema que penalice la inasistencia (5%), modificar la prioridad que tiene el empleado por sobre la empresa en los juicios laborales (5), realización de paritarias a nivel de empresa (5%) y reforma del sistema de delegados (5%).
Si se resolviera instrumentar una política industrial activa, los aspectos a focalizar sería: financiación disponible y a tasas bajas (33.3% de las respuestas), reducción de impuestos y tasas, incluyendo cargas laborales (27.5%), reforma laboral (13%), estabilidad macroeconómica (7.2%), desmonopolización de mercados de materias primas (5.8%), beneficios para PyMEs (4.3%), mejoras en trámites de exportación (2.9%), protección a la industria nacional (2.9%), compre nacional (1.4%).
El 55.6% de los consultados considera que, en caso de que Alberto Fernández gane la elección presidencial, su política industrial será menos favorable para el sector. Si Mauricio Macri ganara la elección presidencial, el 51% entiende que sería mejor para el área.
En caso de que finalmente se pruebe el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, el 47% considera que será beneficioso para su empresa; 28% cree que no la beneficiará ni perjudicará; 12% sostiene que la perjudicará y 4% que el beneficio o perjuicio dependerá de qué se negocie. El 8% no tiene opinión al respecto.



Dejar respuesta