La caída de importaciones impacta en el nivel de inversiones

Del total de ingresos argentinos en los primeros siete meses del año, los bienes de capital y las piezas y partes componen el 37% del total (y además los bienes intermedios representan el 34%; sumandos ambos rubros. 71% del total. Su reducción afecta directamente en la capacidad productiva y la modernización tecnológica.
Las importaciones argentinas cayeron fuere como efecto de la persistente recesión, el ajuste cambiario y la inestabilidad macroeconómica que difiere y posterga proyectos productivos. En el primer semestre se retrajeron 27.9% interanual (si se computan, además, los datos de julio, 26,8%). El punto es que golpean las inversiones.
El experto Marcelo Elisondo, de la consultora DNI, explica que las importaciones están compuestas en gran medida por bienes utilizados para la producción: bienes de capital (inversión), insumos (bienes intermedios), energía o aun automotores que se usan como instrumento para la mejor productividad de las personas o el transporte de mercaderías.
En los primeros siete meses del año,  los bienes de capital y las piezas y partes son 37% del total importado (y además los bienes intermedios representan el 34%; sumando ambos rubros alcanzan 71% del total; al que hay que agregar la energía, de la que dos tercios se importa para la producción, y los autos, de los que se estima que la mitad está directamente referida a la movilidad vinculada a la producción).
De todos los componentes de las importaciones, el de máquinas y aparatos es el de mayor valor: su baja afecta en mayor medida a los vehículos (caída de 57,6%), a los bienes de capital (36%) y luego a los combustibles y lubricantes (30%) y los bienes de consumo (30%).
“Porque es el principal componente, y especialmente porque incide gravemente en la inversión preocupa su baja porque afecta directamente en la capacidad productiva, la modernización tecnológica, los estándares cualitativos de la generación de bienes y servicios y la modernización económica”, apunta Elizondo.
En el primer semestre los ingresos de máquinas y aparatos sumaron US$ 7.147 millones; fueron otra vez el rubro de más importaciones en el total, pero con sustancial rebaja comparándola con el primer semestre de 2018, cuando sumaron US$ 9.528. Además, es la cifra más baja desde 2010.
Según estudios privados la inversión total (de origen nacional y extranjero) en maquinaria y equipos cayó en los primeros 7 meses del año un 10,5%. En julio de 2019 la inversión equivale al 17,5% del PBI. En 2018, en el registro anual, en todo el mundo la inversión representó 24,5% del producto bruto mundial, de modo que la Argentina  se encuentra (desde hace no poco tiempo) exhibiendo dificultades para al menos equiparar esa tasa.
Los países de Asia Oriental lideran en las tasas de formación de capital (32%), aunque Asia Meridional también muestra buenos ratios (30%). Los miembros de la OCDE rondan 22% y los de la zona euro 21%. Latinoamérica exhibe tasas de poco más de 19%; América del norte muestra una tasa de 21%.
Las importaciones de máquinas, aparatos y equipos representaron en 2018 el 26,4% del total importado. En 2019 representaran (de acuerdo con las proyecciones efectuadas) un 28%. En el año en que las importaciones llegaron a un récord (2011), las importaciones de equipos representaron 26,2% del total. El promedio anual en los últimos diez años es de 17.074 por lo que este año las importaciones de máquinas y aparatos será US$2.780 millones menores al promedio del decenio.
El trabajo insiste en que la previsión efectuada en base a los datos disponibles y las proyecciones posibles es que la importación de equipos será este año “muy baja, la más escasa en la década, y ello no sólo impactará en la actividad inmediata sino también en la matriz productiva hacia el tiempo mediato”.
“Es este un relevante impacto en la inversión (que es un requisito para la modernización económica argentina, que requiere una reacción económica en medio de una revolución tecnológica que tiene lugar en el planeta motivado por la caída en las importaciones en general y la caída en la de máquinas y aparatos en particular”, define.



Dejar respuesta