Caserio extrema la tensión con El Panal

El presidente del bloque PJ en el Senado coordinaba ayer un almuerzo entre Alberto Fernández y 60 intendentes, que tendría lugar hoy.

Por Felipe Osman

La tensión entre el senador nacional Carlos Caserio y el gobernador Juan Schiaretti recrudeció ayer.
Desde El Panal ya se sabía que el senador, que llegó a la misa conmemorativa de José Manuel de la Sota junto a los candidatos del Frente de Todos Alberto Fernández y Sergio Massa, estaba al frente de la organización de un almuerzo a realizarse hoy en el Hotel Holliday Inn, al que asistirían el presidenciable y unos 60 intendentes peronistas.
Pero a esta iniciativa, resistida por el Centro Cívico, Caserio sumó ayer otro gesto desafiante, fotografiándose junto a Eduardo Fernández y Gabriela Estévez, candidatos a diputados por Córdoba dentro de la lista que el ex jefe de gabinete K lidera junto a Cristina Fernández.
Esta señal sorprendió -y disgustó- a los altos mandos de Hacemos por Córdoba, ya que hasta ayer el legislador nacional había mantenido una clara adhesión hacia la boleta corta que lidera Carlos Gutiérrez, aún respaldando abiertamente la fórmula presidencial del Frente de Todos.
Ahora, con Alberto Fernández quitando centralidad a la figura de Schiaretti en el armado nacional, la fotografía de Caserio junto a los diputados del Frente de Todos podría ser interpretada como un alejamiento poco menos que definitivo del senador respecto de la lista corta.
En lo que hace a la reunión orquestada por Caserio para este mediodía, la intención de El Panal es clara: menguarla cuanto resulte posible.
Para lograrlo, los alfiles del Centro Cívico recuerdan a los posibles asistentes los riesgos de encolumnarse detrás de una estrategia diferente a la que el oficialismo provincial ha definido.
Hacemos por Córdoba, más allá del contexto electoral nacional, consiguió en pasado 12 de mayo una abrumadora victoria sobre la oposición, cosechando el 57 por ciento de los votos y asegurándose cuatro años más al frente de la Provincia.
Y los intendentes peronistas saben que su participación en la gestión provincial que comenzará el próximo 10 de diciembre y, más aún, el apoyo que reciban desde el Centro Cívico en los años por venir, estará condicionada a la organicidad que demuestren hacia Hacemos por Córdoba y hacia las definiciones tomadas por los conductores del espacio.
Al cierre de esta edición, las gestiones para desalentar a los posibles asistentes continuaban, aunque sin dramatismo. Los operadores del peronismo saben que, aún logrando una concurrencia significativa, los intendentes de las principales ciudades del interior se mantienen alineados con la Provincia.
Así las cosas, el intendente de Villa María, Martín Gil, será el único jefe comunal de una de las principales seis ciudades de la provincia que asista a la reunión de mañana. Facundo Torres, de Alta Gracia; Esteban Avilés, de Carlos Paz; Facundo Rufeil, intendente electo de La Calera; Juan Manuel Llasmosas, de Río Cuarto; e Ignacio García Aresca, de San Francisco, respetarían los lineamientos impartidos desde el Centro Cívico.



Dejar respuesta