De duelo por Macri, empresarios cordobeses esperan a Alberto F

La UIC convocó al candidato presidencial al Coloquio anual y también quiere una reunión de mesa chica. La Bolsa, en tratativas para que participe de uno de sus almuerzos. Coyuntura y largo plazo, las inquietudes de un sector que abrazó el macrismo.

Por Bettina Marengo
[email protected]

El 1 de octubre se realizará el Coloquio de la Unión Industrial de Córdoba (UIC) y la entidad empresarial quiere a Alberto Fernández como expositor central. Ya cursó la invitación a través de uno de los contactos cordobeses del candidato presidencial del Frente de Todos (un peronista del interior) y ahora sus directivos esperan que la agenda del ganador de las Paso se allane. La UIC también invitó al presidente Mauricio Macri. Pero sin explicitarlo, lo hizo casi en calidad de mandatario saliente. La tensión está puesta en cerrar la presencia de quien podría ser el próximo presidente de la Nación, y en asegurarse también un encuentro más de mesa chica, como se contará enseguida.
El 12° Coloquio empresarial se realizará en un hotel cinco estrellas de Alto Alberdi y reunirá a unos 500 industriales de Córdoba y de otras provincias. Desde el punto de vista de Alberto Fernández, es una vidriera importante para acercarse al empresariado cordobés que desde 2015 casi uniformemente abrazó la fe macrista y desde al menos desde 2008 abjuró del kirchnerismo y de toda liturgia K, en sintonía con el sector agroexportador. (Al menos públicamente, porque muchos reconocen que les fue mejor durante los gobiernos de los Kirchner que durante el ciclo de Cambiemos).
En esta etapa definitoria del proceso electoral, el vínculo con los empresarios y sus agendas es uno de los objetivos primordiales de los responsables políticos de la campaña de Alberto, que tiene previsto visitar al menos tres veces la provincia antes del 27 de octubre. Hasta ahora, si bien mantuvo contactos con empresarios, fue a nivel particular y no con entidades que representan el sector.
Al Coloquio está invitado el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, aunque la agenda oficial del evento no lo da por confirmado aún, y el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo. Esta semana, el candidato presidencial se reunió a solas con Acevedo. Luego, en Tucumán, participó de una cena con empresarios nacionales y de esa provincia, en el marco del aniversario de Unión Industrial Tucumana. Son los prolegómenos del acuerdo social entre empresarios y sindicatos que busca lanzar en diciembre, si resulta electo presidente, cuyos detalles inquietan a los hombres de negocios de Córdoba.

Data fina
Como en política ningún plan se debate masivamente, los empresarios cordobeses apuntan a lograr también una reunión más reservada con Alberto Fernández, con la “mesa chica” de la UIC. La conducción de entidad está conformada por industriales de distintos sectores, con un 85% de pymes y una gran mayoría dedicada al mercado interno. El Comité incluye nombres como Marcelo Uribarren, de la fábrica de maquinarias industriales Arguia (titular), Ercole Felippa, de lácteos Manfrey y ex funcionario macrista (fue presidente de Fadea); Enrique Martín, de Arcor; Gerardo Seidel, de la industria plástica; Jorge Marcotegui, de Refinería del Centro; Isabel Martínez, del sector metalúrgico. “Nos interesa la coyuntura: cepo, restricciones cambiarias sí o no, emisión, deuda, por ejemplo. Y las cuestiones de política de Estado: qué lugar vamos a tener los industriales, cómo se va a crear riqueza. Hace diez años, no cuatro, que en Argentina no se habla de industria”, se quejó una fuente calificada del sector, en diálogo con el diario Alfil, que marcó con angustia el último dato Indec: en julio la industria utilizó el 58,7% de la capacidad instalada: 1,4 puntos porcentuales menos que en julio de 2018.

Hoy almorzamos con…
No sólo UIC quiere escuchar a Alberto Fernández. La Bolsa de Comercio de Córdoba, una de las instituciones empresarias de Córdoba más ligadas al gobierno de Cambiemos, lo está buscando como expositor de uno de sus tradicionales “almuerzos de coyuntura”, del que ha participado medio gabinete de Macri en los últimos meses. En rigor, en la Bolsa afirman que el presidenciable “pidió venir” a la actividad.
El diálogo con los colaboradores del candidato del Frente de Todos fue confirmado por fuentes muy cercanas al presidente de la entidad, Manuel Tagle, quienes aclararon que su presencia en un almuerzo aun no está cerrada. También se invitará a Macri y al candidato presidencial de Consenso Federal, Roberto Lavagna. El ex ministro de Economía es el único que ya tiene fecha de almuerzo: el 2 de octubre.
La entidad bursátil nunca escatimó elogios hacia la política económica de Cambiemos, ni siquiera cuando los débiles brotes verdes del 2017 se secaron, se produjo la fuerte corrida y devaluación de abril de 2018 y la recesión se instaló con crudeza. Pese a su ADN neoliberal, y mientras todas las organizaciones empresarias se despegaban de la política económica del gobierno, la entidad justificó las medidas de control de cambios impuestas por el equipo económico para detener la corrida al dólar. Y por caso, dos de los economistas del Instituto de Investigaciones Económicas de la Bolsa, Guillermo Acosta y Diego Dequino, fueron hasta hace algunos meses funcionarios nacionales. En ese marco, las relaciones con el macrismo local y nacional son excelentes y la visita del presidente es más fácil de acordar, como ellos mismos admiten.



Con el C-20
En agenda hay otra actividad con empresarios, que organiza el candidato a diputado nacional Eduardo Fernández, a la sazón titular nacional de Apyme. El dirigente quiere sentar a Alberto este lunes, al día siguiente de la misa por el aniversario de la muerte de José Manuel de la Sota, con el llamado C-20, un espacio que congrega a empresas y cámaras pyme.



Dejar respuesta