La Bolsa de Córdoba cree que las medidas van“en dirección correcta”

Los empresarios de la institución, que ya apoyaron otras decisiones de la Rosada, insisten en que los controles deben ser por un tiempo determinado.

Por Gabriela Origlia

Los directivos de la Bolsa de Comercio de Córdoba son optimistas respecto de las últimas medidas instrumentadas por el Gobierno nacional. Aunque admiten que el control de cambios no les gusta “en lo personal”, sostienen que la decisión va en “la dirección correcta”. No es la primera vez que la institución califica de esa manera a resoluciones tomadas por la Casa Rosada.

Lucas Navarro, director del Instituto de Economía de la Bolsa, planteó que la presión sobre las reservas de libre disponibilidad del Banco Central fueron determinantes para instrumentar el control de cambios. Advirtió que el ajuste en el nivel de cambio de las últimas semanas tiene “más que ver con expectativas a futuro más que con los fundamentos de la macro” y que aunque el nivel de reservas brutas estaba en los niveles máximos de los últimos 20 años y el de las de libre disponibilidad también era “aceptable”, la caída de las últimas semanas requería de una decisión porque “también estuvo entre las más altas desde 1998”.

En su análisis, señaló que las resoluciones que obligan a los exportadores a liquidar dentro de los cinco días sus operaciones, impide a las empresas comprar dólares para atesoramiento y reduce de 5% a 4% la posición global en dólares de los bancos, que son instrumentos que “incentivan a la oferta y restringen la demanda”. En sus cálculos, incluyó que hay unos US$ 10.000 millones pendientes de liquidación pese a la cosecha récord, a lo que se sumarían los US$ 6500 millones de desembolsos del Fondo Monetario Internacional hasta fin de año y unos US$ 6000 millones que no se deberán usar por el reperfilamiento de la de deuda. Navarro reconoció que hay riesgos de que no se cumpla la meta de 0,5% del superávit fiscal acordada con el FMI y tampoco la monetaria. Hasta fin de año, proyectó más inflación y más recesión y menos consumo. Con el argumento de la necesidad de buscar un mayor consenso con el peronismo, el oficialismo decidió suspender la visita del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, a la Comisión Bicameral de Control de la Deuda, prevista para mañana. Iba a explicar las últimas medidas y, básicamente, tratar de sumar apoyos para el proyecto que posterga los plazos de vencimiento de los títulos de deuda local. “Consideramos que, en este contexto, se debe procurar que la sociedad no sufra los efectos de la puja electoral y la desestabilización que produce la incertidumbre hacia el futuro” menciona uno de los puntos centrales del comunicado oficial que la Bolsa distribuyó en su almuerzo de ayer. Agrega que debe evitarse “el riesgo de sostener en el tiempo” las medidas “porque los procesos de intervención económica por parte del estado, cada vez requieren nuevas y más profundas intervenciones que resultarán asfixiantes y desestimulantes para la actividad privada, y por lo tanto, afectarán el crecimiento, el desarrollo y el bienestar de la sociedad, donde la reducción de la pobreza es una de las máximas preocupaciones”. Los empresarios insistieron en un acuerdo de “consensos mínimos (…) para suavizar el impacto que genera la falta de certeza sobre el futuro. Una vez superada esta crisis de confianza, se deberá restablecer el proceso de estabilización, donde la disciplina fiscal y monetaria resultan la manera más consistente de lograr reducir la inflación y transitar definitivamente el camino de la estabilidad”. En el debut de los controles de cambio el dólar bajó; en el segmento minorista, según el promedio que elabora el Banco Central, cerró a $58,41. En el segmento mayorista, terminó a $56,02, luego de tocar máximos de $60,12 en los primeros minutos de la rueda. De esta forma, registró una baja $3,48 con respecto al cierre del viernes, en un movimiento que implica una baja del tipo de cambio del 5,85% en la jornada. En Estados Unidos fue feriado por el Labor Day; en la Bolsa local el Merval subió. También aumentó el riesgo país.