PJ Capital lanza plan de absorción de referentes delasotistas

Disgustado con el acercamiento inconsulto de Natalia de la Sota a Alberto Fernández, el PJ capitalino enfocará sus esfuerzos a cooptar referentes delasotistas sin mediación de la hija del ex gobernador.

Por Felipe Osman

La foto que Natalia de la Sota se tomó junto a Alberto Fernández diez días atrás no cayó –como se supo- nada bien al oficialismo provincial.
Más allá de que el Centro Cívico ya había levantado –al menos testimonialmente- cualquier limitación a los intendentes para acompañar el tramo presidencial de la boleta del Frente de Todos, sorprendió para mal que la hija del ex gobernador tomara esta decisión sin siquiera comunicarlo previamente al espacio político del que forma parte. Y este recelo no se produjo sólo en Hacemos por Córdoba, sino también puertas adentro del propio delasotismo, ya que varios de sus referentes se sintieron expuestos por el guiño de la legisladora electa a Fernández.
El PJ cordobés entiende que, con su postulación como primera candidata a legisladora en la lista que Hacemos por Córdoba llevó a los comicios del 12 de mayo y los escaños que decidió en el Concejo Deliberante, la hija del ex gobernador consiguió una significativa participación dentro del oficialismo y, en consecuencia, debería imaginar su posicionamiento político desde el espacio que integra, y no independientemente de él.
A entender de El Panal, esto no sucedió. Y ahora la participación de algunos referentes delasotistas en las próximas gestiones a encarar por el justicialismo en la Provincia y la Municipalidad quedaría en entredicho.
Esto no significa, desde luego, que su participación haya quedado descartada, sino que para que ésta se dé se esperará de su parte un juego completamente orgánico hacia Hacemos por Córdoba.
En otras palabras, el PJ Capital buscará atraer hacia su campaña a militantes y referentes que respaldaron a José Manuel de la Sota en las diferentes seccionales de la ciudad, invitándolos a tomar parte en las actividades que se programarán a partir del 7 de septiembre.
De aceptar la invitación, estos cuadros quedarían ahora asimilados directamente bajo la estructura del PJ capitalino, y recuperarían posibilidades de formar parte en las gestiones que, a partir del 10 de diciembre, Juan Schiaretti relanzará en la Provincia y Martín Llaryora iniciará al frente del Palacio 6 de Julio.
En cuanto a Natalia, la relación con la cúpula del oficialismo no está rota, pero tampoco atraviesa su mejor momento. No son pocos los que entienden que la legisladora electa no militó a conciencia la boleta corta, e incluso destinó mayores esfuerzos a respaldar la candidatura presidencial de los Fernández que la lista legislativa de Hacemos por Córdoba.
Con esto, hay quienes dudan de cuán intensa vaya a ser su participación en el segundo tramo de la campaña, ya no sólo por el interés que tenga para comprometerse con las actividades proselitistas, sino también por el lugar que desde los comandos de campaña se le den para hacerlo.
Así las cosas, el PJ Capital parece haberse decidido a cooptar a militantes y referentes delasotistas sin intermediación de la hija del ex gobernador. Y de lograrlo, será ahora él el que pueda capitalizar un buen rendimiento de la fórmula Fernández-Fernández en el territorio, en el caso de que llegara a un acuerdo para respaldar al presidenciable o, mejor aún, a extender a toda la ciudad el acuerdo trazado con el Movimiento Evita para potenciar a la lista corta conjuntamente con el binomio F-F allí donde sea conveniente para ambas partes.