Filosofía implementa campaña K en oficinas de atención

A pesar de los intentos del candidato presidencial Alberto Fernández por convertir al Frente de Todos en una fuerza moderada, la histórica consigna cristinista del “vamos por todo” sigue vigente entre las hueste universitarias del kirchnerismo.

En una nueva muestra de su estrategia de vale-todo, la militancia kirchnerista se ha apropiado de la oficina de atención de la Secretaría de Asuntos Estudiantiles de la Universidad Nacional de Córdoba, cuyos ventanales lucen afiches de la fórmula presidencial de Alberto y Cristina Fernández.
La separación entre Estado y partido no sería una prioridad para la gestión que encabezan el decano Juan Pablo Abratte y la vicedecana Flavia Dezzutto. De acuerdo al sitio web de la Facultad, esta oficina es el lugar al que los estudiantes deben concurrir para trámites y consultas sobre temáticas sensibles como solicitud de becas y acceso al régimen de estudiante trabajador y/o con familiares a cargo, al boleto educativo gratuito y pasantías rentadas.
En las fotos disponibles en nuestra versión web puede apreciarse la “decoración” proselitista, que incluye una publicación desplegable utilizada como poster de campaña y copias de las boletas utilizadas por el Frente de Todos para las PASO tanto para el tramo presidencial como el de diputados nacionales.
Es inevitable la asociación de este episodio a la polémica protagonizada por la secretaria adjunta de Adiuc, María Teresa “Keka” Bosio, en la Facultad de Ciencias Sociales (FCS). La sindicalista aprovechó su posición como docente para repartir boletas de la dupla Fernández-Fernádez en plena clase.
La inescrupulosa táctica fue registrada por un estudiante y difundida por las redes sociales, donde levantó una reguera de críticas. Esto obligó a la unidad académica a pronunciarse al respecto con un comunicado que repudia la actitud de Bosio. “Particularmente, en relación al material difundido en redes sociales, si bien cada miembro de la comunidad universitaria tiene el derecho a expresarse, a reivindicar sus ideas, a unirse e invitar a otros/as a sumarse, la FCS no considera adecuado el reparto de votos de ninguna fuerza política en las aulas”.
A su manera, el uso de un espacio público estatal para expresa militancia parece ser un paso que Abratte da en dirección al camino marcado por su mentor y predecesor, Diego Tatián. La gestión del filósofo no dudó en utilizar su mayoría en el Consejo Directivo para otorgar premios a símbolos de la militancia K, como la dirigente jujeña Milagro Sala, condenada por la Justicia por delitos de asociación ilícita, fraude al Estado y extorsión.

Marcha por los procesados

El pasado jueves se realizó la manifestación en apoyo a los 27 estudiantes de la UNC que han sido procesados por el juez federal Miguel Hugo Vaca Narvaja por la ocupación del Pabellón Argentina durante 30 días.

Los procesados han conseguido el apoyo de agrupaciones estudiantiles, partidos políticos e incluso Facultades de la UNC, quienes ahora reclaman que los responsables de la toma sean desvinculados de la acción legal que la fiscal Graciela López de Filoñuk comenzó de oficio.



La toma del Pabellón Argentina comenzó en el marco de un prolongado conflicto salarial entre los docentes universitarios y el Gobierno nacional y de negociación presupuestaria para las universidades. Sin embargo, saldadas ambas situaciones y concluido el paro de actividades de los profesores, los estudiantes decidieron mantener ocupado el principal edificio de Ciudad Universitaria, elaborando un nuevo pliego de excéntricos pedidos.

La Justicia considera que la modalidad de protesta fue desmedida, ya que algunas de las reivindicaciones estaban fuera del alcance del Rector y otras podrían haberse resuelto con la simple presentación de un proyecto de resolución al Consejo Superior. Es por esto que algunos sectores sospechan que lo que los okupas buscaban era una acción represiva por parte de la Policía que les permitiese victimizarse y capitalizar políticamente la toma.

La manifestación recorrió calles de Nueva Córdoba y Ciudad Universitaria, y estuvo mayormente compuesta por militantes de los principales partidos de izquierda trotskista y del kirchnerismo.



1 Comentario

  1. ¡Quien tenga dudas de la vigencia del «VAMOS POR TODO», tiene este ejmplo! El tema no es Macri o Cristina, pues de hecho de ganar Macri, en 2023, se tiene que ir si o si y chaú «Macrismo», pero no es lo mismo con Cristina, que de ganar en Octubre, en 2023 continuará su AMBICION DE PODER a traves de sus unguidos incluido su hijo. Y probablemente, Gaby Estevez siga beneficiada por los buenos sueldos que le garantiza el Congreso, representando a «Córdoba», cuando ella es Bonaerense «exportada» como autoridad del Anses Córdoba, durante el mandato de Cristina.

Dejar respuesta