Para Mestre, Macri siguió los consejos de la UCR

El intendente dijo que el radicalismo siempre pidió cuidar los ingresos de la gente

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Ramón Mestre consideró ayer que el presidente Mauricio Macri tuvo en cuenta las propuestas del radicalismo cuando lanzó su batería de medidas económicas de emergencia, tras sufrir una fuerte derrota en las PASO del 11 de agosto.
Macri anunció el congelamiento de los combustibles y favoreció, por distintas vías y en varias escalas, el ingreso de asalariados y subsidiados; todo ello para amortiguar las consecuencias de la devaluación del peso el lunes siguiente a las elecciones primarias.
Mestre recordó que el radicalismo siempre trató de morigerar las medidas económicas de la Casa Rosada cuando éstas iban con fuerza en contra del bolsillo de los argentinos, en el intento del macrismo por sacar al país del esquema híper subsidiado en que lo dejaron los gobiernos kirchneristas.
“Más allá de tomarlo como una reivindicación, me parece que las medidas son buenas. Toda medida que signifique poder brindarle soluciones a los argentinos y a los cordobeses me parece que están bien encaminadas”, señaló el intendente al presentar nuevas unidades de la Tamse.
“El tema tarifario sabíamos que estaba siendo muy tenso para el bolsillo de los argentinos en general”, afirmó el radical.
Mestre opinó que las medidas económicas de Macri “a lo mejor algunos pueden creer que llegan con algún delay o alguna demora, pero lo importante es que llegan”.
Para Mestre, “es importante el planteo de abrir Cambiemos, que haya democracia interna, debate y nos permitan a los integrantes de los distintos partidos poder hacer planteos concretos”.
“Nosotros estamos en este proceso acompañando al presidente para que los argentinos lo acompañen también en octubre”, aclaró.
Finalmente, aseguró que tiene “fe” en que el 27 de octubre la coalición Juntos por el Cambio pueda “revertir” el escenario electoral surgido de las PASO.

En Buenos Aires
Mientras tanto, en Buenos Aires, el jefe de Gabinete, Marcos Peña y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, mantuvieron una reunión con gobernadores y dirigentes del radicalismo para coordinar la campaña y delinear la estrategia en el interior del país.
Una fuente radical dijo a la agencia Télam que en el cónclave aliancista “se analizó la situación y la estrategia a seguir distrito por distrito”, dijo una fuente del radicalismo a Télam.
En el almuerzo, macristas y radicales analizaron que en algunas provincias podrían revertirse las derrotas, como por ejemplo en Chaco y en Mendoza.
Participaron el gobernador radical Gerardo Morales (Jujuy) pero se ausentaron Gustavo Valdés (Corrientes), quien regresó a su provincia, mientras que el tercer mandatario radical, Alfredo Cornejo (Mendoza) está de viaje.
Además, estuvieron los presidentes de los interbloques de Juntos por el Cambio en Diputados, Mario Negri, y en el Senado, Luis Naidenoff. También, como miembros del Comité Nacional de la UCR, el senador Angel Rozas y el diputado José Cano.
La idea del encuentro es que el radicalismo profundice la campaña “donde el PRO no hace pie y la UCR gobierna o tiene fuerte arraigo”.
Peña y Frigerio se reunirán con los dirigentes radicales todos los lunes para evaluar cómo sigue la campaña en el interior del país, donde la UCR es una pata fundamental de la alianza gobernante.
Asimismo, se llegó a un compromiso para que los funcionarios nacionales estén más cerca de los candidatos en la campaña electoral.
Una estrategia nacional de la campaña será hacer eje en las medidas económicas tomadas por el gobierno nacional, como el congelamiento del precio de los combustibles y la suspensión del cobro de IVA para la canasta básica de alimentos.
“Son medidas que van a significar un alivio en la población, en especial para los sectores que más han sufrido en estos años y que son en los que se han perdido más votos”, argumentaron fuentes de la UCR.



1 Comentario

Dejar respuesta