Albertismo espera una campaña con “gestos” de Schiaretti

Saben que en lo formal, el gobernador seguirá siendo prescindente para proteger los votos macristas de la lista de diputados de Hacemos por Córdoba. Pero esperan diálogo “sobre agenda” y un peronismo más relajado.

Por Bettina Marengo
[email protected]

Un posible viaje al exterior del gobernador Juan Schiaretti y del propio Alberto Fernández pospuso la primera visita post Paso a Córdoba del candidato presidencial, que iba a realizarse la semana próxima. La nueva agenda ubica la gira cordobesa para finales de agosto o inicios de septiembre; será la primera de al menos tres que se prevén hasta el 27 de octubre, día de las elecciones nacionales. El presidenciable prefiere no viajar a la provincia mediterránea mientras el mandatario no esté en funciones: tienen pendiente una foto y un encuentro que ya acordaron en una conversación telefónica. Hasta la tarde de ayer, tal era lo decidido.
Aunque el deshielo entre el schiarettismo y el albertismo es un hecho, por ahora no habrá pronunciamientos oficiales del mandatario cordobés a favor del postulante peronista. Es decir: el PJ schiarettista seguirá impulsando solamente la lista corta de diputados que encabeza Carlos Gutiérrez. El senador Carlos Caserio y el intendente de Villa María, Martín Gill, sus dos principales aliados en el PJ provincial, siguen siendo virtuales “jefes de campaña” del presidenciable y los encargados de organizar sus viajes por el interior.
En la Capital el trabajo del peronismo ha sido más subterráneo que el de los intendentes que están bajo el paraguas de Caserio, que militaron bastante abiertamente la combinación Alberto Fernández-Hacemos por Córdoba, pese a la tensión con El Panal. Con los gestos de distensión que dio últimamente el Centro Cívico, el albertismo porteño espera que el PJ ligado al gobierno de Córdoba juegue más abiertamente con la fórmula de los Fernández (más la boleta corta) en la principal ciudad de la provincia, donde Alberto F obtuvo 26 puntos contra los 30 a nivel provincial. Río Cuarto, zona anti K por excelencia, le dio casi 33 puntos. “Si el peronismo me mueve más suelto, en la ciudad de Córdoba hay mucho para crecer”, dicen. Hasta ahora, la Capital era el territorio donde se mostraban más los candidatos de la lista de diputados del Frente de Todos que encabeza Eduardo Fernández y que también pujará por mejorar los números obtener una tercera banca en el Congreso.

Gestos
Más allá de que los números indicarían que Mauricio Macri ya no es competitivo para lograr su reelección, en el Panal no quieren espantar al votante de Cambiemos que eligió la boleta de diputados de Hacemos por Córdoba. La lista que encabeza Carlos Gutiérrez obtuvo 16,7% y pretende sumar entre cuatro y cinco puntos más para consolidar las dos bancas que les da los actuales porcentajes y para pelear una tercera. Parte de ese 16,7% es voto macrista, al igual que parte de los votantes que el PJ provincial quiere captar en octubre (más la recuperación de los 65 mil votos nulos que consideran propios).
El Frente de Todos espera una campaña de gestos de gobernador, a quien el albertismo considera un ajedrecista de la política. Los gestos, como las fotos, en política lo dicen todo. Distender a la tropa y a la estructura es un gesto que está en marcha. En ese marco, quienes sí podrían jugar abiertamente y públicamente con el candidato del peronismo serían los intendentes y los jefes comunales, al igual que los legisladores.
El otro gesto que se prevé es un diálogo “sobre agenda” entre el gobernador y el aspirante a presidente en la campaña que oficialmente comenzará el 7 de agosto. Esto es, hablar de temas institucionales importantes para Córdoba que están vinculados con la gestión nacional, con Schiaretti en su rol de gobernador y Alberto ejerciendo un rol de futuro jefe de Estado.
Más allá de los votos que pueda crecer en Córdoba, uno de los dos distritos donde perdió en las Paso frente al macrismo, al candidato presidencial le interesa sumar políticamente a la provincia a través de la adhesión del gobernador, el dirigente con mejor imagen de la provincia y uno de los referentes de la liga de gobernadores. Por ahora, se entusiasman con lo gestos que esperan de El Panal.

Albertistas en Villa Carlos Paz
El Partido Parte, que responde a Alberto Fernández, realizará este sábado en Villa Carlos Paz su primer encuentro provincial, destinado a reunir a la tropa albertista que no está encolumnada en algunos de los partidos y/o espacios políticos de la ex Unidad Ciudadana, y que tampoco abrevan en el PJ provincial. El referente provincial de Parte es el ex legislador Enrique Asbert, amigo personal del candidato presidencial desde sus tiempos como jefe de Gabinete de Néstor Kirchner. Al encuentro, que se celebrará en el hotel Mónaco de la villa serrana desde las 9 horas, asistirán dirigentes como el concejal ex ADN Marcelo Pascual, Hugo Fernández y gremialistas de distintos rubros.



1 Comentario

  1. ¡Je,je! Los Porteños descubrieron que Natalia de La Sota acuerda con Alberto Fernández y lo dan como NOVEDAD. ¿Acaso no sabían de que ANTES de las elecciones Pciales YA HABIA encuentros entre K y Natalia? Encima los Porteños consideran que Schiaretti AHORA está «aislado». Schiaretti siempre se diferenció de los K y ni los quizo sumar a nada por mas que renunciaran a la candidatura por orden telefonica de «la Jefa». Schiaretti, TIENE EN CLARO que los votos NO SON SUYOS, como tampoco lo eran DE DE LA SOTA, por lo menos en CAPITAL. Si quieren PERDER VOTOS, pues que Alberto la traiga a Cristina a hacer campaña a la ciudad de Córdoba y perderá a los que «creen» que Alberto es PJ y Cristina no. Quizás ahora adviertan que CFK NO SE ARREPIENTE DE NADA DE LO HECHO, tanto que cuando presenta su libro «Sinceramente» invoca una a una sus medidas. Nadie podrá decir que CFK ha faltado a la verdad en su campaña, por lo que es viable pensar que el «VAMOS POR TODO» está vigente. Incluso HASTA HOY ni Cristina y ninguno de sus acólitos ha salido a desmentir a Diosdado Cabello, DESLEGITIMANDO a Alberto Fernández al considerar que la gente NO LO VOTO A EL sino a Cristina.¿Será así entonces?

Dejar respuesta