Gobernadores opositores (sin Schiaretti) amenazan con ir a la Justicia

El cordobés envió a su ministro Giordano, quien firmó el documento crítico a las medidas que impactan en las finanzas provinciales. El texto no incluye propuestas sino que pide a la Nación compensaciones. Analizan la forma jurídica de una presentación ante la Corte Suprema de Justicia.

gobernadoresLos gobernadores de la oposición -sin el cordobés Juan Schiaretti, pero con la presencia de su ministro Osvaldo Giordano- criticaron a la Nación por las medidas económicas tomadas después de las PASO y sin consultarlos. El planteo es que el costo fiscal compartido terminará desfinanciando a las provincias. El Iaraf estimó en $99.000 millones el global, del que 35% queda a cargo de los Estados subnacionales. Podrían acudir a la Justicia si no reciben una compensación.
Algunas ideas que se hablaron en la reunión en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) pero que no se explicitaron en el documento fue la posibilidad de más retenciones al campo (no hay acuerdo entre todos y la Nación ya desechó la idea) y de un adicional de Ganancias al sector financiero.
“Las medidas que se han dado a conocer, realizadas en forma inconsulta, unilateral y sin tener en cuenta de dónde saldrán los recursos para afrontar las mismas, nos hace compartir estos costos fiscales al no disponer con ellas de compensaciones necesarias a las provincias argentinas”, señala el documento emitido después del encuentro.
El texto indica que las políticas generan “un despojo de nuestros recursos colocándonos en una grave situación de desfinanciamiento” y advirtieron que podrían presentar cautelares en la Justicia contra el decreto de necesidad y urgencia del Poder Ejecutivo.
Los gobernadores sostuvieron que quedan “en grave peligro de no poder afrontar gastos corrientes, el cumplimiento de las obligaciones salariales, la prestación de servicios esenciales y la preservación de la Paz Social”.
Agregan: “Es a todas luces tan arbitraria y perjudicial esta acción del Estado Nacional que al privarnos de los ingresos que por la ley en vigencia nos corresponden, nos pone al borde de una grave crisis que puede empujar incluso a la toma de medidas de carácter excepcional o de emergencia, algo que sumaría más perjuicio a nuestro país”.
“Vamos a defender los intereses de nuestros representados, si es que esta actitud errática y flagelante hacia nuestros derechos no se revierte”, prometen y reclaman compensaciones financieras  -continúa el documento-. Quedamos abiertos al diálogo franco y responsable dejando sentado que de no ser así nos veremos en la necesidad de buscar amparo judicial a nuestros derechos, ante un daño irreparable que no admite dilaciones, teniendo en cuenta el contexto actual”.
La decisión es esperar unos días y sino avanzar con las presentaciones ante la Justicia. El pampeano Carlos Verna adelantó su decisión de ir a la Corte Suprema apenas llegó al encuentro. Para ese distrito el costo es de algo más de $1000 millones; para las grandes como Córdoba y Santa Fe, se mueve entre los $3500 millones y los $4000 millones.
“Las medidas que son electoralistas debería encararlas el Gobierno Nacional con su propia coparticipación, porque cuando uno hace un aviso de campaña lo paga con su plata”, definió Verna.
Miguel Lifschitz, gobernador de Santa Fe, explicó que hace meses que la situación de las provincias “se viene deteriorando, y a esto se le suma el impacto de estas medidas tomadas la semana pasada de manera muy improvisada, imprevista y sin consultar a ningún gobernador ni haber tenido en cuenta el impacto que tiene en los gobiernos provinciales”.
El salteño Juan Manuel Urtubey, compañero de fórmula de Roberto Lavagna en Consenso Federal, dudó del impacto real en los ingresos de la gente y agregó: “Si se solucionase y desfinanciase todas las provincias argentinas, lo podemos discutir. Pero ni soluciona el problema y aparte agrava la situación fiscal de las provincias en un escenario en donde inevitablemente quieren llevar el déficit fiscal a toda la Argentina.
Las provincias petroleras ya resolvieron ir a la Corte Suprema por el congelamiento del precio de los combustibles que afecta a las regalías por alcanzar también el precio en boca de pozo; Río Negro ya lo hizo. El gobernador Alberto Weretilneck aclaró: “Tanto Neuquén como nosotros estamos de acuerdo con el congelamiento de naftas porque consideramos que es una herramienta importante, pero no a expensas únicamente de la provincia como está pasando ahora”.



Dejar respuesta