Lavagna cordobesista, busca la banca para Birri

El candidato se enfocará en Córdoba para descontar los tres puntos que faltan para una banca en Diputados. Irán por electores sin estímulo de Macri.

Por Bettina Marengo
[email protected]

Los votos del lavagnismo cordobés son un claro objeto del deseo de otras fuerzas políticas, y los candidatos de Consenso Federal aseguran que van a defender lo obtenido en las Paso e intentar mejorar los números en las elecciones del 27 de octubre. La fórmula Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey sacó 7,91% en la provincia, mientras que el tramo de diputados que encabeza el riocuartense Roberto Birri sufrió casi tres puntos de corte de boleta y quedó con 5,16%. Se descuenta que estos electores cortaron a favor de Hacemos por Córdoba, fuerza que ahondará la militancia para seguir captando votos de esa cantera.
Esos tres puntos son fundamentales para que Birri tenga chances de ingresar al Congreso. Recuperarlos será el objetivo en la campaña que aun no comenzó. Sin chances reales en la disputa presidencial, todos los esfuerzos de Consenso Federal estarán puestos en los distritos donde pueden ganar diputados (porque quedaron a dos o tres puntos), y Córdoba es considerado uno de ellos. Lavagna y sus socios quieren armar un bloque de cinco o seis legisladores propios en la cámara Alta que les permita pararse frente al PJ nacional, si Alberto Fernández se convierte en gobierno nacional, o que empodere al espacio ante una eventual segunda vuelta electoral. En esa línea, su objetivo nacional, junto al salteño Urtubey, lo acerca al cordobés Juan Schiaretti: ninguno de estos peronistas se alineó con Alberto Fernández y comparten la necesidad de un número de diputados que les de musculatura política a futuro.
Con los números de las Paso, Consenso Federal obtuvo tres diputados en provincia de Buenos Aires y uno en Santa Fe. Lo que se busca es llegar a cuatro y dos, respectivamente, y sumar a uno en esta provincia, donde el ex ministro de Economía supo ganar en 2007 la elección presidencial, cuando Cristina Kirchner triunfaba a nivel nacional.
En el lavagnismo dan casi por hecho que la derrota de Mauricio Macri no tiene retorno y que Alberto F. se convertirá en el próximo presidente, pero también consideran que dependerá de cómo el oficialismo maneje la transición. Y aseguran que el llamado al diálogo que en su extrema debilidad lanzó el oficialismo nacional le permitirá un lugar de lucimiento a su propio candidato presidencial, que además viene recibiendo guiños de todos.

El cordobés Lavagna
Con Graciela Camaño en Buenos Aires y el Socialismo en Santa Fe como puntales de la campaña, Lavagna se dedicará a Córdoba como prioridad. Consenso apunta a la novena banca que hoy quieren retener o agregar las tres fuerzas que obtuvieron lugares en el Congreso con los números no definitivos del domingo 11 y la presencia del presidenciable en tierras mediterráneas será la principal apuesta.
Está previsto que venga varias veces, tres o cuatro, antes del 27 de octubre, a buscar votos para lograr los tres puntos que le faltan a Birri para ser diputado, y convertirse en el primer referente parlamentario del Partido Socialista luego de varios años. En clave cordobesista, el candidato presidencial podría tener su propio centro de comando de campaña en esta capital.
La primera visita podría producirse ni bien comience la campaña oficialmente, para la muestra Rural de Río Cuarto que se realizará el 7 y 8 de septiembre. Consenso Federal apuntará al elector de Juntos por el Cambio que, sin ser un macrista duro, votó a la alianza amarilla para intentar detener a Alberto Fernández. La lectura es que ese ciudadano, que entiende que Macri no será reelegido, puede volcarse en octubre a Lavagna-Urtubey-Birri, o al menos cortar boleta. Es la misma lectura que hace el Centro Cívico para mejorar la performance de la lista corta de Hacemos por Córdoba, por lo que las aguas de Negri serán visitadas por varios tiburones. Por eso, Consenso Federal sostendrá su discurso alejado de Alberto Fernández, quien en sus últimas apariciones mediáticas le ha tirado más de un centro a Lavagna, y distante de Macri también. Asimismo, consideran a los
Los casi 36 mil votos que sacaron los partidos que no llegaron al piso del 1,5% en las primarias son también un caudal a disputar.
En cuanto a las acciones de campaña, se impone el voto-delivery que tan buenos resultados le dio la PJ provincial. Es decir, entregar casa por casa la lista completa de Consenso Federal, práctica que se llevará a cabo en las ciudades con más de 50 mil habitantes. Otro objetivo es duplicar la fiscalización, también en las ciudades más importantes de la provincia. Claro que para esto se necesita un aparato partidario fuerte, que en la alianza lo tendrán que aportar el socialismo y Barrios de Pie fundamentalmente.



Dejar respuesta