Intendentes PRO, nuevos custodios de las finanzas de Schiaretti

Intendentes macristas manifestaron su preocupación por la caída de la coparticipación. Sugieren que la Nación tome medidas para morigerar el impacto en sus presupuestos tras las modificaciones en el IVA y el Impuesto a las Ganancias.

Por Yanina Passero
[email protected]

“Entendí el mensaje”, dijo el presidente Mauricio Macri después de la derrota en las PASO y la errática conferencia de prensa que, lejos de llevar tranquilidad, lo dejó como un hombre enojado con quienes no lo habían votado. Catarsis mediante, anunció un paquete de medidas que deberían compensar la profunda devaluación ocurrida horas después de la cita en las urnas.
El contexto de crisis intranquiliza a los ciudadanos, por supuesto, pero también a gobernadores, la mayoría con deudas en activos extranjeros como es el caso de la Provincia. Las modificaciones anunciadas al mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias y la rebaja del IVA a productos básicos de consumo familiar, acrecentaron el cúmulo de los preocupados. Los intendentes completan el pelotón que no imagina cómo cumplirá con sus compromisos en los próximos años.
El freno a la obra pública integra la nómina de probables recortes, aunque el real desvelo son las responsabilidades salariales que se llevan buena tajada de los presupuestos de los gobiernos locales.
Uno de los primeros referentes del interior en poner de manifiesto fue el radical Daniel Salibi. “Coincidimos con esta medidas del Gobierno a último momento pero tenemos que ser realistas que esto va a impactar fuertemente en las próximas ocho quincenas que vamos a recibir a partir del 1 de septiembre. Una ciudad como Mendiolaza, de 20 mil habitantes, podrían recibir un recorte del 20% o un estimativo de 2 millones de pesos menos”, señaló a Cba24N.
Con el correr de las horas, crece el número de intendentes que piden respuestas urgentes. La liga macrista (Comupro) se reunió ayer y, como era previsible, trató la problemática. Alfil dialogó con uno de sus referentes, el titular de la ciudad de Marcos Juárez, Pedro Dellarossa.
El dirigente macrista confió en que la reunión de la mesa Provincia-municipios que coordina el ministro de Gobiernos, Carlos Massei, se reunirá la semana próxima, a más tardar. Entre los puntos a discutir se cita la coparticipación, pero también la suerte del Fondo de Desarrollo Urbano, del Plan Aurora o el programa Córdoba Ilumina.
De todas maneras, Dellarossa plantea que la Nación tiene responsabilidad en prevenir el desfinanciamiento que se espera. “Tiene que dar respuesta, tendría que tirar una soga”, enfatizó.
El intendente de la ciudad productiva reconoció que el dinero recibido por coparticipación se utiliza para pagar salarios, alrededor de 14 millones de pesos mensuales. Pero lo cierto es que hace dos meses reciben 7 millones de pesos.
No es la primera vez que Dellarossa municipaliza su discurso o se muestra ecuánime a la hora de cultivar sus vínculos con el gobernador Juan Schiaretti. Pero la preocupación es común a todos sus colegas, más allá de su pertenencia partidaria
Todo parece indicar que la batalla por fondos será larga porque desde la Casa Rosada aseguran que el costo fiscal de las medidas no ahogará las finanzas provinciales y municipales. Desde influyentes despachos porteños afirman que cada distrito perderá sólo un 2% de su coparticipación.



Dejar respuesta