CPCE reclamó un plan creíble para los agentes económicos

El primer paso es estabilizar las variables financieras. “Para consumir hay que tener despejado ese horizonte”, enfatizó el presidente Simonella. “El cuanto peor mejor es hasta un cierto límite –dijo en referencia a Fernández-. Para poder cumplirle a su elector ese escenario no es el indicado.

Por Gabriela Origlia

cpceLos economistas del Consejo Profesional de Ciencias Económicas (CPCE) coincidieron en que hay que dar una “señal” de gobernabilidad y, en el caso de Alberto Fernández, debería dar algún tipo de certidumbre sobre el tipo de cambio y la deuda para calmar a los mercados. El presidente del Consejo, José Simonella, Mauricio Macri debe “activar un plan que los agentes económicos crean viables”.

A criterio de Simonella, es complejo tratar de que el dólar baje y, a la vez, evitar “rifar” reservas. “El titular del Banco Central debería actuar con independencia y el secretario de Finanzas debe avanzar en alternativas”. Insistió en que lo “delicado” de la situación amerita que Macri llame a Fernández y se reúnan. “Si el dólar queda en este valor o sigue teniendo presiones, la inflación se reactivará. Quedan cuatro meses y es largo”, describió.

Simonella aclaró que no se trata de que Fernández avance en definiciones de gabinete y de plan económico, pero sí sobre tipo de cambio (“a lo que se ya se refirió en la campaña) y a la deuda, porque “hoy los precios de los bonos son de default”.



“Una corrida sobre las reservas es muy peligroso y si hay una aceleración inflacionaria el escenario será muy complejo –continuó-. Macri tiene todo el poder del Estado, tiene herramientas y es Presidente hasta el 10 de diciembre”.

El mayor riesgo, coincidieron los economistas, es que haya un desarme de plazos fijos y vayan los pesos a dólar porque se sigan pensando en que la devaluación seguirá. “Si esta situación se extiende los precios de venta empezarán a ser con un dólar a $60”, graficó Simonella.

Mary Acosta planteó que la relación de fuerza entre pesos y reservas “no se puede enfrentar una corrida vendiendo sin criterio porque el riesgo es que se lleven todo”.

Respecto del tipo de medidas que analiza el Gobierno –que estarían vinculada a temas productivos-, apuntaron que serían “las de un candidato”. Diferenciaron cuestiones de “cortísimo”, mediano y largo plazo. Entre las primeras están las que deben atender a una devaluación de 23% en un día, empresas que perdieron la mitad de su valor, bonos que cayeron 30% y tasas de referencia altísimas. “Hay que solucionarlo urgente, te guste o no el mercado financiero. No se puede desconocer el problema”, indicó Simonella.

El primer paso, en ese sentido, es estabilizar las variables financieras. “Para consumir hay que tener despejado ese horizonte”, enfatizó el presidente del CPCE. “El cuanto peor mejor es hasta un cierto límite –dijo en referencia a Fernández-. Para poder cumplirle a su elector ese escenario no es el indicado.

Sobre el acuerdo con el FMI, hubo consenso en que las conversaciones seguirán porque falta un desembolso y porque el organismo necesita cobrar el préstamo otorgado al país.

“Hay que tomar conciencia de que se debe trabajar para generar un clima de negocios para la Argentina, sino se corren riesgos de empresas que dejen de producir o trasladen parte de lo que hacen a otros lugares. La Argentina necesita producir para generar empleo de calidad”, subrayaron los expertos.

Simonella ratificó que estas situaciones son “altamente peligrosas porque se sabe cuándo empiezan pero no cuándo terminan. Macri no debería pensar que empeorando la situación económica lo ayudará a recuperar votos”.

El viernes pasado, cuando las acciones argentinas volaban en Wall Street, el ministerio de Hacienda anunció la licitación de dos tramos de Letras del Tesoro (Letes), una con vencimiento el 29 de noviembre de 2019 y otra el 13 de marzo de 2020.

Sin embargo, este lunes la cartera que comanda Nicolás Dujovne hizo marcha atrás; solo licitará “únicamente las Letes con vencimiento el 29 de noviembre de 2019 (reapertura a 105 días de plazo remanente)”. Dejó sin efecto las que vencen con el nuevo Gobierno, ya sea porque no recibió ofertas o porque se iba a ver obligado a convalidar tasas demasiado altas.



Dejar respuesta