Castoldi, la cara del oficialismo de Instituto en los comicios

El actual vocal representará a la actual comisión directiva en las elecciones del próximo 25 del corriente, después de mucho misterio y otros nombres en danza.

Por Federico Jelic

Al fin, de una vez por todas, el oficialismo de Instituto despertó de su letargo pronunciado y salió a mostrar sus cartas en tiempos eleccionarios. Después de dos postergaciones (la última casi inducida, donde incluso no había presentado lista), se conoce la voluntad de la dirigencia actual que “salió a jugar” como se dice en la jerga lunfarda política, asumiendo la responsabilidad en este momento del club, con alguna sorpresita más que nada en el orden invertido de la fórmula. De todas maneras, era la única fuerza que aún no había salido a la palestra dentro de este contexto, por lo que de no mediar ningún imponderable, habrá tres listas que buscarán llegar al gobierno en la entidad de Alta Córdoba el próximo 25 del mes en curso.
Restaba conocer qué estrategia iba a mostrar la conducción actual, con el presidente Gastón Defagot decidido a no continuar en el cargo máximo. Todos los indicios daban cuenta que iría Juan Manuel Cavagliatto, hombre fuerte del básquetbol junto con su padre Mario, sin embargo, buscando un golpe de efecto o quizás por ser el único que tenía menos para perder en esta contienda, apareció Roberto Castoldi como cara visible del nuevo proyecto político. Sí, el vocal que en su momento los rumores lo daban como vice, termina siendo el candidato a presidente ungido por la propia dirigencia.
Lo acompaña Cavagliatto (hijo) en la fórmula, claro está, aunque la sorpresa es la presencia de Mariano Carbonari como vice primero. Carbonari figuraba con su padre dentro de la Subcomisión de Fútbol como agregado tras su paso en el ciclo del ex mandatario Diego Bobatto, aunque siempre se mantuvo cercano a la política de la institución.
Mientras ya Félix Brito y Tomás Roqué habían manifestado sus apetencias proselitistas, ahora con Castoldi en la cancha en el camino a las urnas, resta confirmar la validación de la Junta Electoral y de Inspección de Personas Jurídicas, pero el tablero ya está en marcha y las fichas pronto a jugarse. Y nada cambió desde aquel “postergado” 30 de junio pasado: no hay hasta el momento vocación de unidad en Alta Córdoba.
Castoldi acompañó gran parte del proceso a Defagot en el área fútbol y en otros eventos, desde la parte diplomática hasta con otras coincidencias de ideas. No obstante, siempre se pensó que la figura de Cavagliatto era la indicada o la de mejor imagen para presentar en los comicios. Evidentemente algo pasó en el camino porque tanto en la primera postergación como en la segunda fecha trasladada de elecciones, para que el oficialismo no llegara a presentar su propuesta. De hecho, lo habían hecho sus contrincantes aunque finalmente IPJ resolvió dar dos meses más de plazo para confeccionar los espacios sin anomalías. De fondo, el propósito era armar una concordia general, aunque los rencores fueron más fuertes que las necesidades de alianza…
Vale aclarar que Castoldi también tuvo sus polémicas y controversias con aquella denuncia policial tras la pelea con el socio Gustavo “Gon” Núñez (hoy en la trinchera de Brito), en la discordia de palqueros después de un partido con derrota frente a Agropecuario que dejó ánimos caldeados. Desde ese día, el perfil de Castoldi fue más bajo a pesar que desde entonces su apellido figuraba como potencial sucesor de Defagot.
Hablando de Defagot, ¿Qué cargo ocupará en la lista? Aparentemente lo espera la función como Secretario General del club. Lo acompañaría también Claudio Petrovic. Y Carbonari, después de su incursión en la Subcomisión de Fútbol, quedaría en la vicepresidencia como saldo positivo de las relaciones en la búsqueda de la conformación del plantel superior que este sábado saldrá a la cancha frente a Villa Dálmine, por la Primera Nacional.
Además, hubo otros sondeos, como por ejemplo con el periodista-locutor y movilero Marcelo Meloni, quien fuera desde encargado de prensa, uno de los autores intelectuales del libro Centenario de la entidad albirroja hasta voz del estadio, como en los partidos de básquetbol en el “Ángel Sandrín” por la Liga Nacional. Pero el comunicador, después de estudiar la propuesta, declinó cualquier posibilidad.
¿Y la oposición? “Renovación albirroja” ya salió a la cancha y anunciará en estos días su plataforma electoral, con Tomás Roqué como líder del espacio. Formó parte de la gestión de Ricardo Morellatto, también estuvo en la Subcomisión de Fútbol y junto al socio Matías Brizuela conformará su binomio. Brizuela es quien presentó el proyecto de remodelación de la cabecera Norte, la ”máquina de escribir”, para sustentarla de asientos y aprovechar esos espacios ociosos. Y con ese nombramiento se puede inferir el respaldo de Daniel Pedraglio entonces a este grupo, ya que luce distanciado del oficialismo y con Brizuela tiene sintonía.
Félix Brito es la otra fuerza que nunca renunció a sus ambiciones electorales, incluso cuando le arrebataron el cetro en tiempo de descuento en el IPJ. Lo acompañarán los hermanos Sergio y Fabián Olocco, bajo la consigna del núcleo “Corazón y vida albirroja”.
El 21 del mes en curso tendrá lugar la Asamblea General Ordinaria y el 25, el llamado a las urnas. Defagot dejará su mando para reciclarse como Secretario si es que el oficialismo mantiene el poder. De todas maneras, la mirada indica que el ganador no tendrá consenso general en virtud de que no hubo forma de aglutinar los pensamientos dialécticos y a pesar de que el fin de la postergación era una unidad de fondo, al final cada partido irá por su cuenta. En eso, institucionalmente hay un retroceso y rencores por dirimir.



Dejar respuesta