Lavagna, tercero, sin chance de ser árbitro

El amplio triunfo de Alberto Fernández devaluó su 8 por ciento de cara a las generales de octubre.

La fórmula conformada por Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, pensada como una propuesta que podría abrirse camino por entre medio de las dos orillas de la grieta argentina, confirmó ayer el fracaso de su misión.
El economista y el gobernador salteño obtenían, al cierre de esta edición, 1.849.368 votos a nivel nacional, equivalente al 8,36 por ciento de los votos válidos. En Córdoba, la boleta de Consenso Federal consiguió 161.235 sufragios, el 7,92 por ciento del voto mediterráneo.
En términos legislativos, la lista lavagnista en Córdoba se vio desplazada al cuarto lugar, debido al contundente desempeño de la boleta corta de Hacemos por Córdoba, impulsada por el gobernador local, Juan Schiaretti. Sus candidatos a diputados obtuvieron 103.667, un 5,17 por ciento de los sufragios locales, con lo que quedaron sin bancas en el reparto de los nueve legisladores nacionales mediterráneos.
En la antesala de la elección, los potenciales votos de Lavagna eran observados con afán desde los comandos electorales de Juntos por el Cambio y del Frente de Todos. En un hipotético escenario de paridad entre Mauricio Macri y Alberto Fernández, estos habrían sido un codiciado botín para intentar a inclinar la balanza para un lado o el otro.
Sin embargo, Fernández logró un triunfo contundente que superó el 47,32 por ciento de los votos válidos. Un resultado tan positivo para el ex jefe de gabinete kirchnerista que, de repetirse en octubre, obtendría la victoria en primera vuelta.
Es por ello que los votos acumulados por Lavagna se han devaluado de cara a octubre: Fernández ya no los necesitaría y a Macri ya no le serían suficiente.

Comparación
En Córdoba, la lista de candidatos a diputados por Consenso Federal estuvo integrada por referentes de los partidos GEN, Socialista y Libres del Sur. A pesar de la debacle que representa el resultado de ayer para Consenso Federal, los resultados de la lista legislativa (5,17 por ciento) superaron ampliamente los que este trío partidario consiguió en ocasiones anteriores.
En las PASO de 2015, de la mano de Margarita Stolbizer como candidata presidencial, obtuvieron el 3,79 por ciento de los votos válidos. En las PASO de 2017 fue peor: por separado, el GEN alcanzó 1,24 por ciento y la dupla entre socialistas y Libres del Sur, 0,81 por ciento; ambas listas quedaron afuera de la elección general en ese año.
De cara a los próximos comicios de octubre, la lista de Consenso Federal debería sumar al menos 65 mil votos más para poder disputar un escaño en la Cámara Baja del Congreso, que sería ocupada por el ex legislador socialista Roberto Birri.
Discurso sostenido
En sus primeras declaraciones tras el cierre del escrutinio, Lavagnaconsideró que su partido se ha constituido “en la tercera fuerza electoral”, y ratificó que tienen “una voluntad inquebrantable para reconstituir esta brecha que tanto mal le ha hecho a la Argentina”.
Lavagna salió a la sala de prensa del bunker de su partido, en el hotel NH de San Telmo (Capital Federal), a las 22.30 junto a su compañero de fórmula y su comando de campaña, y agradeció “a todos los argentinos por haber cumplido una jornada electoral con tranquilidad y en paz”.
“Algo así como tres millones de personas no se dejaron atrapar por la falsa grieta, y algo así como dos millones y medio votaron a Consenso Federal”, afirmó sin tener todavía los datos del escrutinio provisorio, que confirmarían una cifra marcadamente inferior. En ese contexto, el candidato afirmó que los integrantes de Consenso Federal tenga “una voluntad inquebrantable para reconstituir esta brecha que tanto mal le ha hecho a la Argentina, y sobre la que no vamos a dejar de crecer”.
Por último, Lavagna consideró “peligroso que surjan dudas” respecto al recuento de votos. “La preocupación es que de vuelta no hay centro de cómputos y, entonces, mucho de lo que nos podemos enorgullecer del país hasta ahora, corre peligro porque surgen dudas”, explicó.
Urtubey, por su parte, agradeció “a ese diez por ciento que se sumó a Consenso Federal, que sabe que la Argentina tiene futuro y que no nos vamos a quedar en el escándalo de la grieta”.



Dejar respuesta