Daniele, incombustible, sueña revival de su “operativo regreso”

Los rumores de que Rubén Daniele intentaría, una vez más, regresar a la Secretaría General del Suoem cobran cada día más fuerza.

Por Felipe Osman
[email protected]

El rumor de que “El Gringo” va, por enésima vez, por la Secretaría General del Suoem, crece día a día entre los municipales. Y con él una fecha: octubre. Aunque sin pronunciamientos oficiales, son muchos los que arriesgan que el intento por volver a la conducción del sindicato se daría entre octubre y noviembre, cuando la suerte de la elección nacional este definida.
Para el histórico cacique gremial, despejar la incógnita electoral es esencial. Su enrevesado plan depende, casi por completo, de quién ocupe Ministerio de Trabajo de la Nación. Él apuesta por quién lo ocupó durante los 12 años de la era K, Carlos Tomada.
Este revival del su anterior intento por volver al Suoem vendría más o menos así: el sindicato convocaría a elecciones internas que se realizarían entre octubre y noviembre, en el período ventana que habría entre la definición de la elección nacional y la asunción de Martín Llaryora al frente del Palacio 6 de Julio.
En esas elecciones podrían suceder dos cosas: que Daniele se postule para volver a encabezar la conducción del gremio, o que insista con una elección “intermedia” que lleve a Biolatto el frente de la lista Verde para, en un futuro, inducir una elección anticipada promoviendo la renuncia de la conducción y volviendo, ahora sí, a postularse para la Secretaría General.
Las dos variantes estudiadas por el gremialista dependerían de la definición nacional. Si un triunfo de la fórmula Fernández-Fernández lo hace sentir lo suficientemente confiado como para apostar por un regreso sin escalas, se postularía él mismo para liderar el Suoem. Pero si intuyera que, aún en retirada, el Gobierno Nacional podría bloquear su estratagema, una nueva candidatura de Biolatto sería lo más seguro. Pero ¿por qué?
En realidad, la regencia que Biolatto asumió para cuidarle el lugar a Daniele tiene fecha de vencimiento recién en enero de 2021, pero lo cierto es que la jubilación también se asoma como un problema el horizonte para ella. Así las cosas, Biolatto necesitaría reelegirse mientras mantenga la condición de “empleada activa”, para no contrariar lo que establece el estatuto del Suoem. Así, y aunque entrara en estado jubilatorio al día siguiente, habría renovado su título de secretaria general por 3 años más.
Para realizar este movimiento, Biolatto contaría con el apoyo de todas (o casi todas) las agrupaciones que conforman la lista Verde. Esta unión, cabe aclarar, no sería producto del amor, sino del espanto. El apoyo a Biolatto estaría primordialmente dirigido a bloquear la candidatura su actual secretario adjunto, Daniel “Chiquito” Fernández.
Los rumores de esta nueva intentona han inquietado a buena parte de quienes esperan anotarse a disputar la (tan) postergada sucesión de Daniele. Y entre las nuevas agrupaciones de municipales -que proliferan por éstos días- destaca una, por la gran cantidad de adhesiones que habría conseguido para su oficialización.
Se trata de la agrupación “por la Unidad, por Dignidad, por Trabajo”, liderada por Aldo Cabello, un sindicalista de larga trayectoria dentro del Suoem, que ocupó en el pasado el puesto de secretario gremial de los CPC por la lista Verde y que también formó parte de la última lista presentada por Ariel Quiñone. Cabello tiene ascendencia en diversas reparticiones municipales, y principalmente en las áreas de Educación, Salud y los Centros de Participación Ciudadana.
Pero más allá del salto al ruedo nuevas agrupaciones, lo cierto es que aún existen grandes interrogantes que esperan respuesta en relación al futuro del sindicato municipal y la sucesión (o no) de Daniele que, tras bambalinas, sigue controlando los hilos del sindicato por intermedio de Biolatto.
En primer lugar, cabe preguntarse qué rol jugará el PJ. Fuentes allegadas a las autoridades municipales recientemente electas aseguran que el justicialismo no interferirá de ninguna forma en este proceso, aunque cuesta imaginar que los nuevos comandos del Palacio 6 de Julio sean indiferentes a una variable tan central como lo es el Suoem para la gestión que están a punto de comenzar.
En segundo término, parece claro que faltan actores arriba del escenario. Durante las últimas semanas, varios grupos de delegados han llevado adelante protestas en diferentes reparticiones de la Municipalidad. Su principal reclamo es hacia la indiferencia de la conducción del sindicato, que parece -dicen- más preocupada por “acomodar el cuerpo” ante el cambio de gestión que por atender a las demandas de sus representados. Su principal interrogante: ¿cómo jugará Ariel Quiñone?



Dejar respuesta