Tratativas para ampliar mandatos de decanos de UNC

Podría ser a través de ordenanzas del Consejo Superior, pero si se acuerdan cambios más profundos deberían reformar los Estatutos y convocar a la Asamblea Universitaria. Hoy se reúnen los 15 decanos para iniciar la discusión para completar el ordenamiento electoral definitivo de la casa de estudios.

Por Gabriel Osman
[email protected]

Al asumir en abril de 2016 su segundo mandato como rector, Hugo Juri resolvió en pocos meses convocar a la Asamblea Universitaria para consagrar las elecciones directas de cargos del propio rector y de los decanos, lo que se consiguió no sin antes sortear incidentes en varios intentos para que sesionara el máximo organismo. Pero, en defi nitiva, resolvió en pocos meses lo que la oposición cacareó durante 10 años sin siquiera intentarlo, más allá de sus reiteradas e incumplidas promesas de campaña. Hay indicios que indican que al comenzar su tercer mandato –lo inició formalmente el jueves pasado- hará lo propio para terminar la faena de ordenar electoral e institucionalmente a la casa de estudios, en donde aún perdura parte del añejo desorden. Hoy a las 11 están citados los decanos para la reunión inicial porque dentro de las autoridades que gobiernan la Casa de Trejo existen puntos de vista dispares.
Cualquiera sea la agenda consensuada, la Asamblea debe ser convocada bastante antes de diciembre, mes en el cual debe convocarse, a más tardar, a elecciones de decanos para el año que viene, porque el turno electoral es en mayo de 2020 y, receso institucional mediante de enero y febrero, los padrones y otros detalles organizativos en abril, como tarde. Estos asuntos no estuvieron presentes en las palabras que pronunció Juri en el Salón de Grado de la Manzana Jesuita el jueves 1 de agosto. Ese discurso estuvo dedicado por el rector para la novedades académicas que traerá su tercer mandato, poniendo especial énfasis en un sistema de créditos para un nuevo menú de carreras que exceda inclusive a las distintas Facultades de la UNC y que trascienda al sistema universitaria argentino hacia un panorama regional. La otra novedad fue sobre las ideas que maneja el oficialismo para su campus norte, que se ubicará a la salida de Córdoba por ruta 9 Norte. Lo consolidado como temario para la reunión de hoy es para iniciar las conversaciones para prorrogar por un año el mandato de las ocho Facultades que en mayo de 2020 deberían renovar sus autoridades. Esto es, Agronomía, Arquitectura, Famaf, Filosofía, Ingeniería, Lenguas, Odontología y Químicas: cuatro del oficialismo y otras cuatro de la oposición. En este caso, los mandatos de los 15 decanos deberían renovarse en 2021 y recién el del rector, en 2022. Si bien la ampliación por un año de los mandatos de esos ocho decanos está a tiro de la resolución del Consejo Superior y beneficia por igual a oficialismo y oposición, la ingeniería de esta reforma tiene sus complicaciones. Por ejemplo, dejaría en mejor posición a Marcelo Conrero, de Agro, que John Boretto, de Económicas, dos de los tres decanos que tienen chances de suceder a Juri (el otro es Rogelio Pizzi, de Médicas). En declaraciones al programa Alfil TV, Juri admitió en su momento que había posibilidades de una convocatoria a la Asamblea Universitaria para llevar adelante un ordenamiento completo de los ciclos institucionales a través de cambios en los Estatutos de la UNC. Pero esta es una operación en escala, más compleja. Sobre esto no hay agenda aún y solo ideas dando vuelta en el sistema políticos universitario. Si esto llegara a la mesa de negociación y a un posterior consenso que debería convalidar la Asamblea, supondría una reforma más ambiciosa. Por ejemplo, llevar a cuatro años años los mandatos del rector y los decanos, y a dos los de todos los consiliarios y consejeros, para que pudiera operar una elección de medio término para renovar esas bancas. El resultado se compadecería más con el inclasificable sistema de gobierno de la UNC, que guarda algún parecido régimen parlamentario.



Dejar respuesta