Pichetto instruye: desarmar “cooperativa” K de Caserio

El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio desarrollará hoy una intensa agenda en la provincia, en el tramo final de la campaña por la PASO.

Por Yanina Passero
[email protected] l.com.ar

Miguel Ángel Pichetto, Alberto Fernández y Carlos Caserio.

El macrismo nacional delegó en el compañero de fórmula del presidente Mauricio Macri la construcción de la pata peronista de Juntos por el Cambio. Miguel Ángel Pichetto llegará hoy a Córdoba con la misión de seducir al electorado de la boleta corta de diputados que patrocina el gobernador Juan Schiaretti, pero también buscará dejar en claro que nadie tiene el monopolio del peronismo.

La segunda misión encierra un mensaje directo para el presidente del bloque PJ de senadores, Carlos Caserio. El presidente del peronismo cordobés fue el primero en blanquear su respaldo a la dupla integrada por Alberto Fernández y Cristina Fernández. A título personal, aclaraba como acto reflejo. En aquel momento, como ahora, la neutralidad presidencial del mandatario provincial se imponía como la regla de oro. “El candidato que quieras, pero cortá boleta”, el mensaje impartido tanto para los de adentro de Hacemos por Córdoba como para los de afuera. Cierto es que no pasó mucho tiempo hasta que el propio Schiaretti participó de la cena con show mediático que montó Macri para diferenciarse del frío trato que habían recibido sus rivales, Alberto F. y Roberto Lavagna, cuando pidieron la foto con el jefe del Panal. Parece que el juego quedó abierto. Caserio logró reunir un nutrido grupo de intendentes y referentes del peronismo cordobés que se unieron a las tareas de campaña lideradas por el ex jefe de gabinete de Néstor Kirchner.

El trabajo territorial cobró densidad y generó ilusión el crecimiento del candidato en tierra supuestamente infértil para quien fuera un conspicuo miembro de la mesa chica k. Los últimos sondeos de opinión sitúan a Alberto F. en el orden de los 25 y 30 puntos para las PASO. Todo un mérito que sin duda explica la decisión de hacer un cierre de campaña del Frente de Todos, también en Córdoba. “Nadie tiene el monopolio del peronismo, o se trata de un conductor sino de la voluntad de muchos. Creer que una elección se define por reunir una cooperativa de intendentes es subestimarnos”, reflexionan cerca de Pichetto. Desarmar el núcleo de trabajo territorial o, al menos, lograr una base de apoyo PJ a Macri es la misión del senador rionegrino y sus adláteres en Córdoba entre los que se destacan el subsecretario del Ministerio de Ambiente de la Nación, Daniel Asef, y el ex diputado Oscar “El Pájaro” de Allende. Cabe recordar que el macrismo ya había realizado algunas incursiones similares. Lograr una base de apoyo PJ fue un movimiento que iniciaron algunos referentes del PRO local como el diputado Nicolás Massot, cuando aún el jefe de gabinete, Marcos Peña, se resistía a la idea de ampliar la alianza como también le sugerían el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó.



Cierto es que Pichetto es un ícono indiscutible del peronismo y en las filas amarillas confían en su poder de tracción y convicción entre partidarios. En concreto, todas sus incursiones proselitistas por el país incluyen el contacto con dirigentes del Partido Justicialista que no apoyarán la fórmula F-F. La agenda

El candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio llegará hoy al mediodía a Córdoba. La primera actividad será en un frigorífico de Río Segundo, presidido por Mariano Grimaldi. Allí se realizará la primera exportación de carne con hueso a China. Luego, Pichetto mantendrá un encuentro con empresarios. A las 17, el peronista disertará en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba. Una hora después, inaugurará un local partidario en la Julio A. Roca 931. El miércoles visitará un centro de jubilados en la ciudad. A las 14, partirá rumbo a Misiones y no estará presente del acto de cierre de la campaña en Córdoba que protagonizará Macri en la Plaza de la Música.



1 Comentario

  1. Pichetto, un impresentable traidor. No lo votarán los peronistas. Pichetto, un peronista en la fórmula. No lo votarán ni los radicales ni el pro.

    Nadie lo quiere, no suma nada.

Dejar respuesta