Leve castigo a Messi, duro para AFA

Los apenas tres meses de penitencia que recibió el capitán de la selección contrastan con las consecuencias políticas que pagó Tapia en Conmebol, después de respaldar las polémicas declaraciones del astro de Barcelona.

Por Federico Jelic

La sacó barata Lionel Messi. O mejor dicho, la sacamos barata, los argentinos y el DT Lionel Scaloni, aunque seguramente quedarán cicatrices por curar y enconos personales pendientes de resolución, pero en este, CONMEBOL tuvo algunas contemplaciones que se asemejan más a un acuerdo o pacto político que una sanción ejemplar como por momentos se presumía en el ambiente.

No fue un indulto pero pareció más una penitencia al rincón para pensar “en lo que hiciste mal” para Messi que un pedido de retractación formal y pública. Y en parte hasta parece razonable teniendo en cuenta la mercadotécnica y las tendencias del mercado donde el capitán de la Selección Argentina parece ser incluso más importante y por encima de los intereses del ente rector del fútbol sudamericano. Por eso, no termina de sorprender la sanción de apenas tres meses sin jugar oficialmente en partidos oficiales con el escudo de AFA y una simbólica multa de 50 mil dólares, como castigo reglamentario tras sus dichos en la Copa América, tras los partidos contra Brasil y Chile, donde el combinado nacional fue altamente perjudicado con el arbitraje a la vista de todos.

“No quiero ser parte de esta corrupción”, escupió Messi después de vencer a Chile y quedarse con el tercer lugar del podio en la Copa América, además de no ir a retirar su medalla correspondiente. “Nos faltaron el respeto todo el torneo”, “Piden el VAR para cada boludez” y “Este torneo está armado para Brasil, ellos manejan todo”, fueron las filosas frases políticamente incorrectas del mejor jugador del mundo, con actitudes impropias de su persona. Explotó, fue un desahogo después de algunos maltratos, pero de todas maneras no pudo escapar de las sanciones por parte del ente punitorio.



Pero parece que la peor parte quedó para AFA y para su presidente, Claudio Tapia. El “Chiqui” se quedó sin su silla en el Comité de representación en la Asamblea de FIFA y de esta forma retrocede algunos casilleros en materia política después de haber recuperado ese espacio, y por ser segundo del presidente de Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez. Es que Tapia acompañó con una denuncia, pedidos de renuncias de los integrantes del colegiado de árbitros con Wilson Seneme a la cabeza y otros repudios, que tomaron más estado público que una diplomacia aconsejada, y las consecuencias están a la vista.

Se hablaba de un castigo máximo de dos años, según indica el reglamento en la parte de conductas, a cargo del comité de Ética, y hasta un mínimo que va desde la advertencia a un mes de inactividad obligada. Pero por el resultado final entre los descargos de Messi ya sin la espuma y la euforia (en una carta, no públicamente), más el acuso de tener “estrés emocional” tras la expulsión injusta por las increpaciones de Gary Medel, al parecer lo dejaron en buen puerto.

El fallo, a cargo de la venezolana La Jueza Única del Tribunal de Disciplina Amarilis Belisario, consignó lo siguiente:

RESUELVE

1°. SUSPENDER al Jugador LIONEL ANDRÉS MESSI por 3 (tres) meses contados a partir del día siguiente a la notificación de la presente decisión. En consecuencia, el jugador queda suspendido para disputar partidos oficiales y amistosos con su Selección Nacional en ese período de tiempo.

2°. IMPONER al Jugador LIONEL ANDRÉS MESSI una multa de USD 50.000 (CINCUENTA MIL DÓLARES ESTADOUNIDENSES), en virtud al Artículo 12.6 del Reglamento Disciplinario de la CONMEBOL. El importe de la multa será debitado automáticamente del monto a recibir por su Asociación en concepto de participación y/o premios.

3°. NOTIFICAR al Jugador LIONEL ANDRÉS MESSI.

4°. Contra esta decisión cabe recurso ante la Cámara de Apelaciones de la CONMEBOL, en el plazo de siete días corridos, a partir del siguiente día a la notificación de los fundamentos de la decisión conforme al Art. 63.3 del Reglamento Disciplinario de la CONMEBOL.

El recurso deberá cumplir con las formalidades exigidas en los artículos 59 y siguientes del Reglamento Disciplinario de la CONMEBOL, la cuota de apelación de USD 3.000 (DÓLARES ESTADOUNIDENSES TRES MIL) ha de ser abonada mediante transferencia bancaria.

¿Apelarán Messi y AFA a esta sanción? Aparentemente no porque es una sanción “barata” y no afecta a la selección Argentina en partidos oficiales ni en Eliminatorias, como se podía presumir. Y también para no tensar más la soga en una relación con el organismo sudamericano que no goza de buena salud.

Son tres meses a partir del día 3 del mes en curso, es decir, solo se perderá cuatro amistosos, dos en la fecha FIFA de septiembre (Ante México y Chile, en Estados Unidos) y los de octubre (contra Alemania y posiblemente ante el país Vasco). Parece una pena leve después de sus declaraciones y las repercusiones posteriores, aunque también se pueden interpretar como que AFA pagó las represalias.

¿Cómo seguirá la convivencia? Desde CONMEBOL le “retiraron la confianza” a Tapia en FIFA por sus acusaciones y sus presentaciones (internas y mediáticas) aunque sigue ocupando el cargo de vice del mandamás Domínguez. Su escaso tacto y diplomacia le hizo morder el polvo pero al menos, desde la política se puede interpretar como una jugada riesgosa pero necesaria. Todo sea por salvaguardar los intereses de la Selección Argentina y que Messi no sea castigado por más tiempo de manera oficial. Solo estará ausente en el partido inicial en Eliminatorias camino al mundial de Qatar 2022. Y no olvidar que en el año próximo la Copa América tendrá sede tanto en Argentina como en Colombia. Seguramente, alguna “ayuda” esperan desde la vieja casona de la calle Viamonte para lavar culpas y recuperar el camino perdido…pero con Messi en cancha. Esa es la batalla ganada a pesar de que en lo diplomático-protocolar, AFA luce solitaria y sin recursos.



Dejar respuesta