Agrandado, Alberto cierra en Córdoba para disputarle a Macri

Quiere salir a pelearle votos que son clave para el oficialismo nacional. El acto será con protagonismo de los candidatos propios, pero se negocia para que no sean oradores y evitar “efecto kirchnerización”. Gestiones para que viaje Massa.

Por Bettina Marengo
[email protected]

Al candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, tuvieron que recordarle que sus diputados nacionales son los de la lista larga que encabeza Eduardo Fernández y continúa Gabriela Estévez, dirigente de La Cámpora Córdoba. Fue justamente un cacique nacional de la organización que lidera Máximo Kirchner quien el viernes por la noche le dijo al presidenciable que estaba bárbaro el baño de alto peronismo cordobés que estaba tomando en la pampa sojera y agroindustrial cordobesa, pero que recordara que los candidatos del Frente de Todos no son los de Hacemos por Córdoba y que estaban quedando al margen de la gira por Córdoba, como efectivamente sucedió.
Hay que remarcar que a La Cámpora le interesa especialmente la performance de las listas de diputados del Frente (y no únicamente los votos que consiga Alberto, como al albertismo) que fueron armadas por la propia organización en el Instituto Patria.
En parte, lo anterior fue la génesis del acto que Alberto Fernández encabezará (salvo cambios incognoscibles al cierre de esta nota para esta cronista) el jueves 8 en la ciudad de Córdoba, en el salón de Forja probablemente, con capacidad para diez mil personas, aunque también se evalúa el Orfeo.
El otro motivo por el que el Frente de Todos duplicará su cierre (estaba previsto sólo el acto en Rosario, el jueves 7), tiene que ver con un “agrande de chico”. El candidato quiere venir a disputarle a Mauricio Macri el voto cordobés desencantado en un territorio que es clave para Alberto, si, pero más para que el macrismo descuente el guarismo negativo que seguramente le dará la provincia de Buenos Aires. Mojarle la oreja al grandote que más votan los cordobeses (exceptuando al gobernador Juan Schiaretti), un día después de su acto en la ex Usina, prometen en el comando de campaña de Alberto, donde lo ven a Macri hablando para los propios y a Alberto ampliando en sectores no kirchneristas.
En ese marco, hay tratativas para que Sergio Massa venga el jueves, en lo que sería una foto para mostrar unida la oferta electoral que en 2015 se presentó separada. En efecto, el massismo jugó por fuera del PJ K hace cuatro años, y ambas fuerzas (UNA + FPV) obtuvieron 40 puntos en la primera vuelta electoral. El “número mágico” que acordaron como tal Carlos Caserio y Alberto Fernández para Córdoba es 35 puntos. Pero hoy, si al Frente de Todos le ofrecen duplicar los 14 puntos que sacó Daniel Scioli en las Paso de Córdoba, firma en el acto.

Ultimo mensaje
El evento del jueves en Cordoba será el último contacto público del candidato presidencial con el electorado nacional, incluso posterior al acto oficial de cierre en Rosario, donde la foto será con Cristina Kirchner.
La organización del evento recaerá en los candidatos a diputados de la lista larga y el protagonismo será para ellos, confiaron fuentes albertistas. Sin embargo, se cursarán invitaciones a los referentes aliados del PJ Córdoba, pero no se los invitaría a subir al escenario.
El gesto del albertismo para con la lista propia equilibrará hacia adentro, luego de las fotos que el presidenciable se tomó con Carlos Caserio, Martín Gill y Domingo Carbonetti, más un grupo de intendentes de los departamentos del sur y sureste provincial, el fin de semana pasado. Pero además, en el Frente de Todos cordobés están convencidos de que el mayor número de votos para Alberto Fernández provendrá de la lista “larga” y no de la de Hacemos por Córdoba que encabeza Carlos Gutiérrez y que lucha para obtener un diputado nacional en las Paso.
Según fuentes altas del PJ schiarettista, las dificultades no radican en la falta de apoyo a la propuesta del gobernador Juan Schiaretti, a la que ubican con una intención de voto teórica del 40%. La cuestión es la distancia entre ese número y la operatividad del corte de boleta, sostienen.
“No sea cosa que Alberto esté jugando fuerte con el peronismo que vota lista corta pero los votos vengan de la lista larga, por arrastre”, advirtió un albertista cordobés.
La idea no es repetir la fórmula del acto del 18 de julio en Hindú, con discursos de casi todos los integrantes de la lista de diputados de Eduardo Fernández.
Al ser el último mensaje nacional antes de la veda electoral que inicia el viernes a las 8 am, en Buenos Aires creen conveniente que el presidenciable sea el único orador de la noche (y si Massa es de la partida, también él) para reducir el efecto “kirchnerización” que imprimirían los diputados y para evitar irritaciones con la dirigencia del peronismo provincial y sus bases electorales. No va a ser fácil convencer a algunos de los candidatos a diputados. Muchos están ávidos de protagonismo y se sienten ninguneados por la campaña de Alberto en tierras mediterráneas.
Pero, como argumento, en el comando de campaña de San Telmo observan que el momento es propicio para fortalecer la línea por el medio de la grieta donde creen que Alberto logró ubicarse. Y que justamente, por ese motivo Cristina tampoco vendrá antes de las Paso.



2 Comentarios

  1. ¿Porqué no trae a su «compañera» de fórmula? ¿Acaso la esconde de los Cordobeses o cree que no notan la ausencia de ella? Si se tiene en cuenta de que Alberto NO tiene votos propios para ganar la elección, no debería subestimar el discernimiento de los Cordobeses, para advertir de que el solo es el «representante» de Cristina Fernández. Además, como vicepresidenta haciendo el stand up politico con la excusa de su libro, RATIFICA su PENSAMIENTO Y ACCION DE GOBIERNO. ¿Cómo creerle a Alberto Fernández que ni siquiera va a tener el control Legislativo? ¿No se irá a reeditar la experiencia de Hector Campora y dentro de unos meses, el que se vaya en helicoptero, «por fuerza» mayor sea Alberto y otra vez tengamos a Cristina Fernández como Presidente? ¿Alguien pondría las manos en el fuego de que esta alternativa es descabellada? El «VAMOS POR TODO», sigue vigente.

  2. El objetivo es que el peronismo vuelva a gobernar..!!! Fernández – Fernández es la única posibilidad en este momento de la historia.
    Todo lo demás que se diga es apoyar y mantener al neoliberalismo en el poder con el desastre que significa para millones y millones que habitamos nuestra Patria.

Dejar respuesta