Schiaretti sale a pedir el voto (se apoya en confianza del elector)

Al cierre de la campaña, la estrategia es aprovechar la buena imagen del mandatario para impulsar a la lista corta de Hacemos por Córdoba. Cámara Electoral rechazó boletas sueltas. El voto-alcancía es la jugada para garantizar un diputado.

Por Bettina Marengo
[email protected]

A una semana del comienzo de la veda electoral para las elecciones PASO del 11 de agosto, el gobernador Juan Schiaretti tomó la posta de la campaña por la boleta corta de diputados que encabeza el legislador riocuartense Carlos Gutiérrez y salió a pedir personalmente el corte de boleta para “defender a Córdoba”.
Lo hizo a través de videos que se difundieron en las últimas horas por redes sociales y medios. No serán los únicos ni los últimos que grave el mandatario para fortalecer la boleta de Hacemos por Córdoba e intentar asegurarse, de mínima, un diputado nacional.
Con esta estrategia, el schiarettismo hace juegar el prestigio y la buena imagen del mandatario, e incluso el uso de su nombre de pila que se institucionalizó en la campaña para las elecciones proviciales, “Juan”, para lograr más cercanía con elector. En la base de la estrategia está la idea de “explotar” la relación de confianza que -dicen los consultores- que se creó entre la ciudadanía y el gobernador que fue reelecto en mayo con el 57% de los votos. Una alta fuente de Hacemos por Córdoba le dijo al diario Alfil que en los últimos días, las encuestas detectaron que la imagen del gobernador creció diez puntos más sobre la que tenía cuando fue reelecto el 12 de mayo pasado, y que un diez por ciento de quienes no lo votaron “se arrepintió” de no haberlo hecho. Estos datos, afirmó la fuente, es la base del cierre de campaña con Schiaretti al frente de los spots.
“Ayudame a defender a Córdoba, cortando boleta y votando a los diputados de Hacemos por Córdoba”, exhorta el gobernador provincial en el video de campaña. “es nuestra carta final y puede haber más”, sintentizó el dirigente.
Schiaretti será también el orador central de la reunión con fiscales y dirgentes de Hacemos por Córdoba que se realizará el lunes en la Plaza de la Música. Al igual que el Frente de Todos en Córdoba, el PJ provincial no tendría en sus planes un acto de cierre tradicional, por la baja relación esfuerzo-beneficio. En la ex Usina pretenden reunir, para la arenga final a 4 mil personas entre dirigentes y fiscales, que son quienes cuidarán el voto dentro en las mesas de votación.
No hay que esperar giros del schiarettismo en la decisión de no apoyar a un candidato a presidente, afirmaron en el comando de campaña de HPC. “Cada lechón a su teta”, graficó una fuente segura, en clave de campo, cuando se le preguntó si había posibilidades de que algún candidato de la lista corta tome contacto con el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernadez, que hoy y mañana estará en Córdoba.
El dato que manejan en el PJ es que el 43% de quienes votaron a Schiaretti en mayo, votará a Mauricio Macri en las PASO. Por eso juzgan que acompañar a Alberto Fernández sería “hipotecar ya la elección de 2023”. “No podemos decodificar que el 60% que está con Schiaretti es peronista; sería una falta de respeto”, sostuvo la fuente. Con todo, en el Centro Cívico tiene en claro dos cosas: en Capital, que los barrios más pobres están pidiendo la boleta de los Fernández. Y en toda la provincia, que gran parte de la dirigencia apoya la fórmula presidencial del Frente de Todos, algo que ven natural por la identificación con el peronismo.
“La grieta sigue estando y no la va a resolver una elección. Hay cinco provincias con lista corta. La Liga de gobernadores seguirá funcionando y en el Congreso va a volver un bloque de alternativa federal o como se llame para contener a los diputados que estén fuera de la grieta”, comentó uno de los candidatos de HPC para explicar su posición de no cambiar el rumbo de lo decidido por Schiaretti.
En el albertismo confian que si en las PASO se produce un triunfo nacional claro y que alimente expectativas de los Fernández, o en Córdoba se logra achicar de manera significativa la distancia con Macri, el PJ provincial cambiará de rumbo con o sin la venia del mandatario.

Todo a la alcancía
Cuando comienzan a difundirse encuestas donde la lista corta de Hacemos por Córdoba está peleando para meter un diputado nacional, los responsables de la campaña aseguran que el 40% de los cordobeses quiere votar a los candidatos “de Juan”, pero que el problema radica en la parte operativa del corte, por falta de entrenamiento. Por eso la estrategia del voto delibery, la app y todas las formas de evitar que el elector tome en el cuarto oscuro una boleta completa y, sin cortar el tramo diputado, la coloque tal cual en el sobre y la urna.
Al respecto, se espera para estas horas el fallo de la Cámara Nacional Electoral rechazando (en línea con el juez electoral de primera Instancia, Ricardo Bustos Fierro) el pedido de Hacemos por Córdoba para que se todas las fuerzas políticas tengan lista larga y listas sueltas por tramo en el cuerto oscuro, de modo de facilitar la combinación de votos.
Sin la posibilidad de que el votante encuentre las boletas cortadas en el cuarto oscuro, y sin la app para enviar a domicilio la combinacion elegida, las últimas consignas que recibió a dirigencia apuestan a un voto-alcancía que, como el chanchito, se llena de a moneditas. “Yo tengo entre tres mil y cuatro mil votos para poner”, cuantificó uno que habló con esta cronista. La movida es como si fuera una interna partidaria o incluso la elección de un centro vecinal. Los intendentes del interior comentan algo similar, a nivel de sus territorios. Y de fondo, el mensaje: el triunfo del 12 de mayo fue de Schiaretti y su prestigio; en cambio, esta elección depende de cada voto que, como hormiga, llevemos a la alcancía y de la movilización del aparato el propio 11 de agosto.
Días atrás, un funcionario con responsabilidad en la campaña, histórico schiarettista, reunió a un grupo de peronistas capitalinos con funciones de gobierno para pedir la profundización del trabajo con el voto hormiga. Este funcionario, según la fuente que habló con este diario, admitió que Hacemos por Córdoba ya tenía -”0,5 diputado nacional metido en el Congreso- pero se mostró confiado en que en los últimos días de campaña se completaría “el otro 0,5”.



Dejar respuesta