Pliegos de jueces ocuparán escena parlamentaria post PASO

Funcionarios de la Justicia y del Gobierno, abogados y empresarios piden que el Senado avance con designaciones. El rol de Caserio quedó en la mira. El cordobés afirmó que “hay un compromiso” para volver a hablar con el oficialismo después de las primarias.

Se suman los reclamos para que la Cámara Alta avance con el tratamiento de pliegos de jueces y el tema será uno de los protagonistas de la campaña post primarias.
Hace un mes, desde Tucumán, el ministro de Justicia Germán Garavano le atribuyó la crisis de credibilidad que atraviesa el Judicial a los cargos vacantes.
En declaraciones a La Gaceta, criticó lo que definió como “desprecio” a aquel poder del Estado por parte de la senadora y precandidata a vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, manifestado en su resistencia y en la del espacio que lidera a nombrar sentenciantes, fiscales y defensores oficiales seleccionados por concurso.
En tanto, sobre los dichos del senador justicialista Guillermo Snopek (Jujuy), que aseguró que el peronismo iba a detener el trámite hasta que el proceso electoral se definas, arengó a los legisladores a cumplir las leyes y resaltó que se trata de una materia institucional sensible.
La Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN) hizo lo propio. También pidió avances y argumentó que las vacantes repercuten en el servicio que se brinda a los ciudadanos.
Bajo esa premisa, le cursó una misiva al presidente de la Comisión Unicameral de Acuerdos, Rodolfo Urtubey, y le planteó su enfoque .
Promediando julio, luego de dos meses sin sesionar, sin la presencia en el recinto de la fuerza que comanda la ex mandataria, el Senado aprobó 12 pliegos. Aunque tenían dictamen, no se habían debatido por la reticencia del kirchnerismo y de algunos sectores del justicialismo.
El adelanto no conformó. La semana pasada, el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires emitió un incisivo comunicado y le solicitó a Acuerdos que prosiga con el trámite parlamentario.
Los letrados porteños expresaron su preocupación por “las declaraciones de un grupo de senadores” que, según reseñó, manifestaron que “están dispuestos a dejar sin consideración legislativa a más de un centenar de pliegos” argumentando que “frente a un eventual cambio de signo de Gobierno” no corresponde darles tratamiento.
Los abogados sostuvieron que esa visión del asunto inquieta a la población “en el contexto de las recientes declaraciones de dirigentes políticos y referentes intelectuales de la oposición” que formulan advertencias a los jueces que investigan causas de corrupción, propician la revisión de sentencias fuera del ámbito de la Justicia, postulan la necesidad de designar vocales militantes en la Corte y “hasta llegan a proponer la lisa y llana idea de suprimir al Poder Judicial para convertirlo en una dependencia del Ejecutivo”.
“Tras esas declaraciones subyace una vocación de hacer efectiva la injerencia política sobre la Justicia y de afectar la independencia e imparcialidad en el ejercicio de la judicatura, circunstancia sumamente grave, ya que evidencia la pretensión de hacer un uso político y electoral del Poder Judicial”, disparó la entidad que preside Máximo Julio Fonrouge.
Así, advirtió que a la fecha hay otros 54 pliegos con dictamen y casi 50 sobre los que aún no se pronunció la comisión de acuerdos.
“Dejar transcurrir el tiempo sin cubrir esas vacantes no sólo implica la declinación de la especifica responsabilidad que la propia Constitución Nacional confiere al Senado en orden a la designación de jueces, sino que conlleva además, en la práctica, un inadmisible modo de denegación de Justicia”, disparó el colegio.
Durante el fin de semana, los cerca de 200 empresarios que participan del grupo de WhatsApp Nuestra Voz, que ya dio varias muestras de apoyo a Mauricio Macri, también le pidió al Senado que active los acuerdos.
Mientras, el oficialismo sigue clamando por la aprobación de los pliegos como parte de la política de normalización en la designación de jueces y responsabilizan a Fernández de Kirchner por la mora.

Sucesor
En ese contexto, la atención está en el rol que cumplirá el sucesor de Miguel Ángel Pichetto, el cordobés Carlos Caserio.
En declaraciones a Infobae, el presidente de la bancada justicialista aseguró que su intención es “sacar varios proyectos pendientes” antes de la renovación de diciembre”, pero aclaró que no se trata solo de los pliegos o de “los temas que quiere el Gobierno”.
“Hay un compromiso de volver a hablar con el oficialismo después de la PASO y reunirnos en la reunión de labor para discutir los temas; entre ellos, algunos pliegos”, afirmó.