HPC instó a redoblar esfuerzos en territorio y redes

El PJ reunió a los coordinadores de cada seccional bajo el comando de retomar, con mayor ímpetu, el trabajo de orfebrería que diseñó para juntar votos en Capital. Proyecta además un acto en la Plaza de la Música el lunes y busca la participación de la militancia para “copar” las redes sociales.

Por Felipe Osman
[email protected]

El peronismo capitalino se encuentra completamente avocado a una campaña electoral que, por su diseño, demanda un trabajo pormenorizado de cada uno de los alfiles con los que Hacemos por Córdoba cuenta en el territorio.
El PJ sabe que la parada que se juega el 11 de agosto es complicada, porque la atención de los cordobeses -como la de todos los argentinos- estará enfocada casi privativamente en optar entre la dicotomía que plantean macrismo y kirchnerismo, dejando poco espacio para preferencias, si se quiere, de “segundo grado”, como la elección de diputados de un tercer espacio, alejado de la disputa presidencial.
Así las cosas, al principal eje de campaña con el que el oficialismo provincial busca impulsar la boleta corta, que no es otro que poner de resalto la importancia de que los candidatos de Hacemos por Córdoba lleguen a la Cámara Baja para defender desde allí los intereses locales, se decidió sumar un minucioso trabajo de campo que permita asegurar el voto “estructural” de justicialismo cordobés y adelantar las preferencias electorales de cada vecino al que los caciques territoriales del PJ tengan llegada, para entregarles en mano la boleta corta encabezada por Carlos Gutiérrez junto a la del candidato presidencial que más les convenza.
La forma en la que esta tarea debe llevarse a cabo, lejos de quedar librada al arbitrio de cada referente en el territorio, fue puntillosamente delineada por los comandos de campaña. La metodología adoptada fue elaborar planillas que los coordinadores de cada seccional debían completar identificando con nombre y apellido a los referentes de cada barrio. Estos, a su vez, estarían a cargo de acercar información sobre las preferencias políticas de cada vecino para que este reciba el voto confeccionado.
Para llevar adelante tal empresa los coordinadores debían moverse dentro de ciertos plazos que, en rigor, no se habrían cumplido.
Esto no genera, al menos de momento, alarma en los comandos de campaña. “El sistema es nuevo y debe ir afinándose. La reunión del lunes fue, en parte, para eso”, explicó uno de los asistentes una breve junta que el PJ capital mantuvo anteayer. Aún así, los equipos de campaña del peronismo siguen atentos el trabajo en el territorio, al que apuestan para cimentar las chances de la boleta corta.
Redes
Las redes sociales son, sin lugar a dudas, otro de los frentes en que se pelea la campaña electoral, y el PJ espera multiplicar su presencia en ellas a través de una participación activa de sus simpatizantes. Para hacerlo, sus referentes territoriales hacen circular mensajes en los que invitan a grabar mensajes de apoyo a la boleta de Hacemos por Córdoba que luego serán compartidos en las plataformas que manejan los comandos de campaña. La idea es “copar” las redes sociales con fotos y videos que muestren a la militancia recorriendo los barrios.

Plaza de la Música
Otro episodio de cierta relevancia para la campaña justicialista llegará el próximo lunes, cuando el peronismo reúna en la Plaza de la Música (ex Vieja Usina) a unos 4.000 fiscales con los que ultimará detalles de la fiscalización y a los que alentará a defender cada voto que los cordobeses confíen a los candidatos de Hacemos por Córdoba.
Al evento -dicen- podría asistir el gobernador, aunque su presencia no está confirmada.



Dejar respuesta