Elecciones UEPC: oposición capitalizará fin de cláusula gatillo

El 23 de agosto UEPC definirá su nueva conducción. La oposición, aún sin haber logrado la unidad, apuesta a ganar en la capital y en algunos departamentos.

Por Felipe Osman

A la vera de un de un calendario electoral nacional que concentra todas las miradas avanza también el calendario electoral del sindicalismo, que estará -según sus propios protagonistas- íntimamente relacionado al primero y hasta determinado por este.
Entre los comicios que adelanta el almanaque para el sindicalismo cordobés resaltan tres: las elecciones en UEPC -por lejos, el mayor gremio estatal de la provincia-; las de Smata, que llegarían en septiembre para definir la línea sucesoria de Omar Dragún, fallecido en abril; y los comicios en que se elegirá la próxima conducción de la CGT Regional. Concentrémonos en la primera.
El pasado 15 de julio se cerraron las listas que competirán el próximo 23 de agosto. Fue una jornada tensa, en la que la oposición no pudo unificar su oferta electoral que quedó dividida en dos -la lista Pluricolor, por un lado, y el FURU (Frente de Unidad para la Recuperación de UEPC) por el otro-, y en la que el oficialismo estuvo a punto de dividirse en el departamento capital, aunque a último momento logró sostener la unidad y preservar una única lista celeste liderada por Alina Monzón, esposa del actual secretario general capitalino, Mario Sosa.
Desde la oposición a la lista Celeste -que como todo oficialismo, corre con ventaja-, lamentan no haber logrado un frente único, pero entienden que aún en este contexto de leve dispersión la lista Pluricolor (primera minoría) tiene chances de disputar la capital y algunos departamentos en los que cuenta con un precedente cercano y prometedor: el rechazo a la primera oferta paritaria construida entre el oficialismo y el Centro Cívico en febrero, que cayó en 13 de los 26 departamentos, para ser luego desestimada por la asamblea provincial.
Este rechazo constituyó un hito con precedentes -si los hubo- difíciles de rastrear en el pasado, que anima a la Pluricolor a pelear la elección voto a voto en esas localidades.
Desde este espacio interpretan, además, que el reciente anuncio de la caída de la cláusula gatillo que los docentes pactaron con El Panal a principios de año les ofrece una oportunidad argumental desde la cual enfocar la campaña electoral.
Aún así, destacan, los ejes de su campaña seguirán siendo los que han sostenido años atrás. Entre ellos, enrostrar a la actual conducción el hecho de nunca haber puesto en discusión con la Provincia el descuento que esta hace religiosamente sobre los días de paro.
La oposición entiende que este debería ser un punto central en la agenda docente, ya que toda negociación futura aparece directamente condicionada por estos descuentos que impactan duramente en los salarios docentes, disuadiendo al gremio de articular cualquier mecanismo de protesta.
Junto a este reclamo, se buscará el voto de los jubilados sosteniendo el rechazo hacia la ley provincial 10.333, a la que apuntan como responsable de menguar los haberes jubilatorios de los empleados públicos, tal y como lo ha hecho el SEP en repetidas oportunidades.
Finalmente, la lista que lleva como candidato a Secretario General a Daniel Moccia sentará su principal eje de campaña sobre la consigna “ningún docente bajo la línea de pobreza”, ya que alega que buena parte de los docentes reciben salarios que no alcanzan para cubrir las necesidades básicas de un grupo familiar.
Esta plataforma electoral sostenida por la oposición dentro de UEPC debe ser, desde luego, contrastada con una situación económica adversa en las cuentas públicas, una recaudación provincial que, fruto de la crisis económica, pierde mes a mes contra la inflación, y un tenor sostenido por El Panal en las negociaciones paritarias en el que suele hacerse primar el criterio administrativo que dicta cuidar de las finanzas públicas controlando el gasto.



Dejar respuesta