Otro revés judicial para PJ: prohíben “voto a la carta”

El juez federal Bustos Fierro intimó a Hacemos por Córdoba para que baje la aplicación donde ofrece combinar su lista corta con alguna opción presidencial y entregarlo a domicilio.

Por Yanina Soria
[email protected]

votoPor segunda vez en una semana, el juez federal con competencia electoral, Ricardo Bustos Fierro, resolvió en contra de una acción iniciada por la alianza Hacemos por Córdoba en el marco de la campaña rumbo a las PASO.

Se trata de una forma “sofisticada” que encontró el peronismo cordobés para seguir adelante con una vieja práctica de la política argentina que es frecuente con el uso de la papeleta tradicional: entregar los votos directamente al elector.

En este caso, una maniobra tendiente a favorecer la particular situación electoral con la que el justicialismo cordobés llegará al 11 de agosto donde se presentará sólo con boleta corta.



Días atrás, el magistrado ya había rechazado y con fuertes argumentos el planteo iniciado por el oficialismo para que se habiliten también las boletas sueltas de todos tramos presidenciales en el cuarto oscuro. Aplicable, según lo pedían, para las PASO y octubre.

El revés en primera instancia fue luego apelado y ahora en el Panal esperan la decisión de la Cámara Nacional Electoral cuya resolución, insiste el apoderado del PJ Domingo Carbonetti, “tiene fallo plenario para todos los jueces del país hayan o no planteado algunos partidos”.

En el Centro Cívico albergan aún la esperanza de contar con ese atajo que les permita dotar de mayor competitividad su lista de candidatos a diputados que, reconocen, va en clara desventaja respecto al efecto arrastre que provocan las listas largas.

Lo cierto es que ayer Bustos Fierro volvió dictaminar en contra del oficialismo provincial, esta vez, por una iniciativa que ofrece una especie de servicio de “voto a la carta” para los vecinos de la ciudad de Córdoba y también del interior provincial.

Concretamente se trata de un sitio web creado por Hacemos por Córdoba, “Quiero mi boleta”, donde el elector que lo desee, cargando su DNI, puede armar el sufragio con la combinación que quiera y luego lo recibirá en su domicilio.

Claro que en el menú de opciones que ofrece el peronismo, sólo se permite elegir entre los candidatos a presidentes o voto en blanco, ya que para el tramo de diputados, la única chance  disponible es la nómina de Hacemos por Córdoba.

Una vez que la aplicación comenzó a ser promocionada por las redes sociales por los mismos postulantes del oficialismo, se encendió la polémica y las dudas respecto a su legalidad. Ayer por la tarde, de oficio, el juez Bustos Fierro decidió intimar a la fuerza política que conduce el gobernador Juan Schiaretti para que le dé de baja en menos de 24 horas.

Entre los argumentos explicados por la secretaria electoral, Marcela Martínez Paz, se destacan dos puntos:

1- La Justicia Electoral sostiene que el procedimiento viola el artículo 37 de la Constitución Nacional que, entre otras características del sufragio, habla del voto secreto. La mujer explicó que ese derecho queda vulnerado cuando el elector ingresa su número de documento, dejando sentado así su identidad, y blanquea cuál es su preferencia electoral.

2- Las boletas que entregue Hacemos por Córdoba podrían no ser las oficiales y, por ende, no cumplir con los parámetros de las que sí tienen validez, resultando las primeras nulas, según argumentó Martínez Paz.

Hasta anoche, desde el oficialismo habían decido no opinar al respecto mientras los “cerebros” de la campaña evaluaban el dictamen judicial. De hecho, en el propio sitio web y según el criterio del Centro Cívico, se aclaran algunos de los puntos observados por la Justicia.

Entre ellos, que la modalidad de “voto a la carta” no anula el voto. “De ninguna manera. Vos estás pidiendo una serie de boletas, que recibirás en tu casa y finamente vos tenés la última palabra de lo que vas a hacer. Es decir, NO HAY VOTO CANTADO ni ningún elemento que invalide tu voto. Además, las boletas que te enviamos son exactamente iguales a cualquier otra así que no hay ninguna diferencia entre la boleta que encontrarás en el cuarto oscuro y las que recibirás en tu casa”, reza parte de lo publicado en el sitio.

Lo cierto es que más allá de esta aplicación, en verdad, el peronismo viene trabajando para preparar votos ensamblados que luego serán entregados casa por casa por los propios dirigentes o militantes. A la vieja usanza.

Eso se resolvió semanas atrás desde el comando de campaña donde reconocieron que, sin poder confiarse en que la gente cortará boleta dentro del cuarto oscuro, era necesario entregar el sufragio en la mano. Y siguiendo la línea de lo planteado por el propio gobernador Schiaretti de que la prioridad debe ser la lista corta, en Hacemos por Córdoba están dispuestos a combinar su tramo con cualquiera de las opciones nacionales que prefiera el electorado cordobés. En ello, trabajan.



1 Comentario

  1. Es Muy Logico que La Justicia No Lo Permita. Porque Seria «VOTO CANTADO» Acà y en La QUIACA ¡¡ Ademas Vulneran la Privacidad del Las Personas . Ya que el VOTO SEGUN ELLOS MISMOS ; Es SECRETO. Ellos Tambien Irian a La Justicia si los demas Partidos hicieran lo mismo ¡¡¡¡

Dejar respuesta