Macri terceriza campaña a los “punteros” PRO

Después de la visita presidencial de casi dos días, el equipo liderado por Marcos Peña realizará una jornada de “defensores del cambio” en todo el país. En la provincia se harán dos reuniones, una en Capital y otra en Río IV.

Por Yanina Passero
[email protected]

El presidente Mauricio Macri cerró en Río Cuarto su gira provincial de casi 48 horas. Se entrevistó con empresarios e industriales; posó para las cámaras con la dirigencia autóctona de Juntos por el Cambio y pidió al electorado que participen de las PASO. También, montó un verdadero show mediático de la cena que compartió con el gobernador Juan Schiaretti.

“Hubiéramos preferido que comieran en el hotel como estaba previsto”, se sinceraba entre risas un influyente miembro de la entente. Pero era un secreto a voces que el mandatario nacional intentaría diferenciarse del trato frio que les dispensó el peronista a los candidatos Alberto Fernández y Roberto Lavagna.

El único evento político lo compartió con el jefe del Panal, el resto de la gira se apegó al manual duranbarbista que pretende mostrar al presidente como un político accesible, que no le teme a los escraches o a los careos con la gente. Cierto es que esta vida social activa de Macri se suspendió hasta que mejoraron los indicadores del humor social. En Córdoba, ostenta 48% de intención de voto frente a los 25 puntos que tendría el tándem F-F. Son buenos.

La proximidad de los dirigentes con los vecinos es una práctica tan vieja como la política misma. La de los “punteros” también y ellos serán los protagonistas de la siguiente fase de la campaña nacional y local el próximo sábado.

Con el perfume de Macri aún circulando por el aire, se realizará este sábado un encuentro nacional de “defensores del cambio” en todo el país. En Córdoba, la reunión de los candidatos a diputados con los simpatizantes del oficialismo se hará en la  ciudad –en el salón del Jockey Club de avenida General Paz- y en Río Cuarto.

Los cambiemitas definen a sus discípulos como ciudadanos comunes, independientes, unidos por el espanto de volver a una Argentina kirchnerista. El jefe de campaña, Marcos Peña, mira a sus “defensores” como los multiplicadores de su mensaje, ya sin intermediarios. Serían auténticos “influencers” políticos o pequeñas difusoras de contenido afines al gobierno con la impronta del jefe PRO. Los especialistas en marketing  saben que jamás morirá la potencial del clásico boca en boca.

Peña y el ecuatoriano Jaime Duran Barba reciclan figuras clásicas de la política como las reuniones con vecinos (en lenguaje PRO, timbreos) o los punteros ergo defensores del cambio. Asoman despojados de los preconceptos de la vieja política; con el mensaje refinado y directo, sin las presuntas máscaras de los políticos profesionales.

El protagonismo que concentró el líder del PRO en Córdoba será tercerizado ahora a la red de defensores del cambio que, en todo el país, suman 350 mil. Se trata de una “una actividad nacional de Defensores del Cambio con encuentros en todos los puntos del país, que busca acompañar la campaña en redes con más presencia física”, explican sus impulsores.

De todas maneras, habrá instancias de política clásica antes del cierre de campaña previsto para el 7 de agosto en la Plaza de la Música. Se trata del encuentro de dirigentes y candidatos de Juntos por el Cambio, prevista para el 31 de julio en el centro de convenciones del hotel del ACA.

 

Macri, en Río IV: “Córdoba es el motor del país”

El presidente Mauricio Macri destacó ayer que “Córdoba del motor del país” al recorrer una obra cloacal en la ciudad de Río Cuarto.

“Nunca un presidente vino tantas veces en su mandato a visitar la provincia y lo hago convencido que desde acá estamos impulsando con mucha fuerza este cambio de la Argentina. Córdoba es el motor del país”, dijo.

El mandatario estuvo el miércoles en las localidades de San Francisco y Arroyito y por la noche cenó con el gobernador Juan Schiaretti y se alojó junto a su esposa Juliana Awada en un hotel cercano al aeropuerto desde donde partió por la mañana hacia Río Cuarto en un helicóptero, para supervisar los avances de una planta depuradora de efluentes cloacales.

“Estoy muy contento que esté avanzando una obra que esperan los vecinos de Río Cuarto desde hace más de 40 años”, “ manifestó el mandatario en un breve contacto con la prensa y destacó que esa obra financiada con recursos nacionales está en un avance del 83%.

También visitó el predio de la empresa de productos alimentarios Jumalá y un centro de jubilados acompañado por la ministra de Desarrollo Social de la nación, Carolina Stanley.

Antes de partir hacia Río Cuarto el presidente Macri, junto a su esposa, desayunó en el hotel Quórum acompañado por su propietario Daniel Parodi, quien es titular también de la empresa local Volt Motors que desarrolla y produce el primer automóvil eléctrico del país.

El mandatario nacional, que va por la reelección junto al senador nacional peronista Miguel Ángel Pichetto como vice con la lista Juntos por el Cambio, estuvo acompañado por el presidente del interbloque de diputados nacionales de Cambiemos, el radical Mario Negri, y la senadora nacional de Cambiemos, Laura Rodríguez Machado, además de referentes de espacio del sur provincial.