Dietrich: “No va a haber más fondos nacionales para nadie”

Ya se descuenta que en la ciudad de Córdoba habrá una suba del boleto que podría estar entre $34 y $35, pero ese incremento no alcanzaría para pagar el acuerdo paritario con los choferes por lo que se deberá echar mano a otras posibilidades. El Ministro criticó el accionar de los gremios de pilotos.

dietrichEl ministro Guillermo Dietrich ratificó que no habrá más partidas para subsidios del transporte este año y reiteró que son las provincias las encargadas de resolver el tema. “No va a haber más fondos nacionales para nadie -insistió-. Todas las provincias tienen superávit fiscal, cada una decidirá si pone subsidios o sube tarifa, es una decisión de cada una”.

Sostuvo que Buenos Aires y CABA pondrán en conjunto unos $32000 millones este año, mientras que todo el resto del interior aportará unos $10.000 millones. Recordó que en el presupuesto nacional se creó el Fondo de Compensación al transporte urbano de pasajeros del interior por $5000 millones que se distribuyeron conforme a una resolución del Ministerio del área del 20 de mayo. Además, se creó un fondo de emergencia de $1500 millones para asistir a los municipios.

La ratificación llega cuando ya se descuenta que en la ciudad de Córdoba habrá una suba del boleto que podría estar entre $34 y $35, pero ese incremento no alcanzaría para pagar el acuerdo paritario con los choferes por lo que se deberá echar mano a otras posibilidades. Desde la Provincia, Gabriel Bermúdez insiste con acelerar la conversión de unidades a biodiesel para ahorrar en combustibles (en el interior los empresarios pagan $40 el gasoil frente a los $20 del Amba y Caba).

Por supuesto, además de los subsidios, en su visita a Córdoba Dietrich habló sobre el conflicto con la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas por la política aerocomercial. El secretario general del gremio, Pablo Biró, volvió a advertir al Gobierno: “Va a escalar y termina mal porque no veo voluntad de solución”.



Los gremios comenzaron una inusual protesta con una difusión de mensajes contra la “política aerocomercial”. El comunicado era leído por los comandantes de algunos de los vuelos de Austral y Aerolíneas, una vez que el avión ya había aterrizado, y generó controversias. La medida fue suspendida el miércoles y ayer se realizaron movilizaciones que no afectaron la actividad.

“Es cierto que en algunas cosas tuvimos dificultades como con la inflación, pero en el caso de la política aérea somos todo lo contrario -aseguró el Ministro, quien disertó en el almuerzo de la Fundación Mediterránea-. El del gremio es un comportamiento político que busca generar situaciones de inestabilidad, que los argentinos se resignen a convivir con la mafia. Nosotros lo que transmitimos es esperanza”.

“Parece que están mandando un meta mensaje y es que ellos son los dueños de la empresa y que pueden hacer lo que quieren mientras que los argentinos, que son los que contribuyen para que Aerolíneas siga operando, la tienen que seguir manteniendo”, dijo el funcionario.

Para Dietrich en el comportamiento de algunos pilotos “está en el ADN del kirchnerismo que es el comportamiento mafioso y patoteril”, y resumió: “o pensas como yo te digo o te difamo o te invento causas o te echo de tu trabajo, o te mando la Afip”.

Aunque el presidente de Aerolíneas Argentinas, Luis Malvido, hace unos días anunció que este año necesitará más subsidios que en 2018 cuando fueron US$200 millones, el ministro afirmó que la empresa “requiere mucho menos subsidios para seguir operando”.

Sostuvo que “financieramente” la empresa es “mucho más sana que lo que era en el período kirchnerista” y que “todo lo que está haciendo el Presidente (Mauricio Macri) es para cuidar y desarrollar el trabajo argentino”.

Dietrich recorrió las obras del aeropuerto de Córdoba y reiteró que hicieron una inversión de $7.400 millones; agregó que en 30 días se completará el proceso de nueva licitación para la terminal aérea. Los trabajos apuntan a que el aeropuerto tenga más seguridad y a que tenga mejores condiciones para operar ante condiciones climáticas adversas.